Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Honduras decreta la emergencia sanitaria por el zika

El presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, ha decretado este lunes la emergencia sanitaria en el país por el virus del zika después que desde mediados de diciembre pasado se hayan confirmado más de 3.000 casos en el país.
El mandatario ha aprobado el decreto de emergencia durante un consejo de ministros al que también han asistido un representante de la Organización Mundial de la Salud (OMS) así como especialistas y representantes de universidades, ONG y otros organismos.
En declaraciones al término de la reunión, Hernández ha defendido la necesidad de actuar y de prevenir la propagación del virus, lo que pasa, según ha sostenido, por evitar que nazcan los mosquitos transmisores, el Aedes Aegypti. "Esa debe ser nuestra prioridad", ha subrayado.
Así las cosas, ha convocado para este martes a los alcaldes de todo el país a una reunión en la Casa Presidencial para explicar la gravedad y consecuencias de esta enfermedad, que se ha vinculado con casos de microcefalia en recién nacidos.
El presidente quiere que la concienciación sobre la gravedad del virus "nazca desde la base, y el alcalde es el líder político más cercano a su gente".
Igualmente, según informan los medios locales, ha invitado a movilizarse a todos los organismos y organizaciones, "llámese patronatos, juntas de agua, iglesias en los barrios, colonias y caseríos, porque necesitamos construir una plataforma, una red que inicie ese trabajo".
"No hay que tomar este tema a la ligera, pues lo primero es evitar que nazca el zancudo transmisor del zika", ha subrayado el mandatario, defendiendo que "es mejor tomar medidas que arrepentirnos después" e invitando a todos los hondureños a implicarse.
La ministra de Salud, Yolani Batres, ha explicado que la declaración de la emergencia supone la compra de más maquinaria para la realización de mega operativos de limpieza y fumigación, para lo que el Gobierno cuenta actualmente con un presupuesto de 250 millones de lempiras (unos 10,16 millones de euros).
Según ha indicado, el Gobierno está particularmente alarmado por el hecho de que "en esta última semana hemos tenido un aumento del 50 por ciento de los casos" hasta superar los 3.000.