Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ilan Grapel reconoce que las autoridades egipcias le trataron "bien y con respeto"

El joven americano-israelí, Ilan Grapel, liberado este jueves a cambio de 25 prisioneros egipcios tras un acuerdo entre Jerusalén y El Cairo ha declarado que las autoridades egipcias le han tratado bien y con respeto desde el primer día. También ha agradecido a las autoridades estadounidenses e israelíes la ayuda que han prestado para asegurar su liberación, informa el diario israelí 'Yediot Ahronot'.
Poco después de aterrizar en Israel, Grapel y su madre se reunieron con el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, en su despacho en Jerusalén. El congresista Gary Ackerman le dijo a Grapel que Netanyahu le había prometido en junio que haría todo lo posible para llevarlo de vuelta a casa. Grapel, por su parte, contestó que eso es lo que le ayudó a superar los momentos más duros.
El americano-israelí concedió una rueda de prensa en Jerusalén en la que contó detalles sobre sus cuatro meses y medio en una prisión egipcia. "Fue una dura experiencia porque estaba aislado, pero los guardias se comportaron bien. Lo que quería comer me lo daban, incluido pescado fresco. Pagaban por mis comidas más de lo que un egipcio medio tendría", señaló Grapel.
El joven había sido detenido el pasado mes de junio en Egipto acusado de espionaje, si bien poteriormente se rebajaron los cargos en su contra. Su liberación ha sido a cambio de 25 prisioneros egipcios, entre ellos tres menores.