Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Insulza insta a "todos los dirigentes políticos" a "buscar juntos una salida" a la crisis venezolana

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, ha reiterado su llamamiento "a todos los dirigentes políticos venezolanos" a "deponer la confrontación" y "buscar juntos una salida que recoja las esperanzas de un pueblo que anhela la paz".
Insulza ha considerado que "los enfrentamientos en las calles, las descalificaciones recíprocas y los procesamientos y destituciones de miembros de la oposición confirman la necesidad de un diálogo amplio, que incluya al Gobierno y a todos los referentes opositores, a fin de alcanzar respuestas comunes a la crisis política, económica y social".
El líder del bloque continental se ha referido también a "los obstáculos que impiden a muchos participar en este esfuerzo y que deberían superarse de manera previa", de acuerdo con un comunicado difundido este sábado.
"Para el Gobierno no tiene sentido dialogar con quienes le niegan legitimidad y persiguen su derrocamiento. Para la oposición, en cambio, es imposible hacerlo mientras algunos de sus dirigentes están detenidos o se les desconocen sus derechos", ha explicado.
Por ello, ha advertido de que "sin el reconocimiento, por parte de la oposición, de la institucionalidad vigente y, por parte del Gobierno, de la legitimidad de la oposición --de toda la oposición-- no se puede llevar a cabo el diálogo que Venezuela necesita hoy".
En este contexto, ha considerado que "la misión conciliadora que emprenderán en los próximos días los ministros (de Exteriores) de la Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR) constituye una nueva oportunidad para que las partes en conflicto reconozcan la urgencia de acordar puntos mínimos de entendimiento que permitan que todos se sienten a la mesa (de negociaciones) de buena fe".
CRISIS VENEZOLANA
La crisis política en Venezuela estalló el pasado 12 de febrero, cuando arrancaron las protestas antigubernamentales y la represión de las mismas por parte de las fuerzas de seguridad y de civiles armados, lo que ha dejado al menos 39 muertos, 608 heridos y 192 detenidos.
Desde entonces, opositores y oficialistas han marchado a diario para repudiar las acciones del contrario y llamar a un diálogo que aún no se ha producido porque la oposición exige antes la liberación de los detenidos, el desarme de los grupos pro gubernamentales y el fin de la represión.
La inestabilidad de Venezuela ha llevado a sus vecinos regionales a reunirse para buscar una solución. La Organización de Estados Americanos (OEA) se ha limitado a hacer un llamamiento al diálogo, a pesar de que Panamá había solicitado medidas efectivas, lo que ha llevado a Venezuela a romper las relaciones bilaterales.
UNASUR fue un paso más allá, expresando su respaldo al Gobierno de Maduro y anunciando la creación de una comisión conformada por los ministros de Exteriores del bloque regional para acompañar el diálogo en el marco de la Conferencia Nacional por la Paz.
Los cancilleres regionales han conseguido que Gobierno y oposición acepten sentarse a la mesa de negociaciones con la mediación de "un tercero de buena fe" de mutuo acuerdo para superar, de una vez por todas, esta crisis política.