Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Irak advierte de que armar a los rebeldes sirios podría provocar una escalada

El primer ministro iraquí, Nuri al Maliki, ha alertado este domingo de que proporcionar armas a los insurgentes sublevados contra el régimen del presidente sirio, Bashar al Assad, podría provocar una escalada del conflicto.
"Queremos apagar el fuego socavando los orígenes de la violencia. Queremos hallar una solución pacífica a la crisis", ha afirmado Al Maliki en rueda de prensa. "Rechazamos armar a la oposición. Rechazamos cualquier intento de derrocar al régimen por la fuerza porque solo provocaría una crisis mayor en la región". ha apostillado.
Irak ha mantenido durante toda la crisis siria una posición menos exaltada que la de otros países árabes como Arabia Saudí o Qatar, que defienden abiertamente financiar y armar a los insurgentes.
Además, Irak, de mayoría chií, teme que una desestabilización en Siria podría afectar a su propio equilibrio entre kurdos, chiíes y suníes, especialmente si el régimen de Al Assad, de la minoría alauita, es sustituido por un Gobierno radical suní.
Así, Al Maliki ha criticado la reunión celebrada este domingo en Estambul del llamado Grupo de Amigos de Siria. "Esta conferencia sólo servirá para escuchar otra vez la misma voz que pide armarles", ha indicado.
Este mismo domingo, el ministro de Asuntos Exteriores saudí ha declarado que es una "obligación" armar a los rebeldes, pero el grupo ha apoyado la mediación del enviado especial de la ONU y la Liga Árabe, Kofi Annan.