Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El 5+1 e Irán inician mañana la tercera ronda de negociaciones en Viena para sellar un acuerdo nuclear definitivo

Ashton admite que las negociaciones están en "una fase muy delicada"
Representantes del 5+1 e Irán se vuelven a reunir desde este martes, 8 de abril, en Viena para la tercera ronda de negociaciones de cara a sellar un acuerdo definitivo sobre el polémico programa nuclear iraní.
La Alta Representante de Política Exterior y de Seguridad Común de la UE, Catherine Ashton, y el ministro de Exteriores iraní, Mohamed Javad Zarif, que encabezan las negociaciones por ambas partes.
La jefa de la diplomacia europea reconoció la semana pasada en Bruselas que las negociaciones se encuentran en "una fase muy delicada" y ambas partes volverán a discutir en Viena en la nueva ronda "todas las cuestiones relevantes".
Ambas partes calificaron de "sustanciales" sus discusiones de la última ronda en Viena en marzo, en las que abordaron cuestiones relativas al enriquecimiento, el reactor de agua pesada de Arak, que la comunidad internacional teme que pueda ser una segunda vía para desarrollar un programa nuclear a partir del plutonio, así como la cooperación nuclear civil y sanciones.
El 5+1, integrado por Estados Unidos, Francia, Reino Unido, China, Rusia y Alemania, e Irán acordaron mantener una tercera ronda en abril en Viena para seguir las discusiones en "las áreas sustanciales" que esperan "cubrir en un acuerdo completo". Una fuente europea consultada por Europa Press ha avanzado que los contactos seguirán "probablemente" hasta el miércoles.
El jefe de la diplomacia iraní se mostró "optimista" en marzo de que ambas partes cumplirán el objetivo de cerrar un acuerdo para el 20 de julio tras admitir que las negociaciones están desarrollándose "bien" hasta la fecha.
El 5+1 e Irán lograron cerrar un acuerdo preliminar a finales de noviembre pasado en Ginebra, en virtud del cual el régimen iraní se comprometió a congelar parte de su programa y retroceder en sus partes más polémicas a cambio del levantamiento de algunas sanciones económicas impuestas por la UE y Estados Unidos.
El acuerdo final contemplaría que Irán pueda mantener un programa de enriquecimiento de uranio pero dentro de unos términos pactados y limitados. A cambio Irán debe despejar todas las dudas sobre la naturaleza exclusivamente pacífica de su programa.
La Agencia Internacional de la Energía Atómica ha confirmado que Irán ha cumplido sus compromisos en virtud del acuerdo preliminar, en virtud del cual se comprometió entre otros a no enriquecer uranio por encima del 5% durante los seis meses de duración del mismo, prorrogables otros seis si ambas partes lo acuerdan, aunque su objetivo es cerrarlo en los seis meses.