Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Estado Islámico planeó atentar durante el partido entre el Fenerbahçe y el Galatasaray

La suspensión el domingo del partido de máxima rivalidad entre los dos equipos de fútbol más importantes de Estambul, el Fenerbahçe y el Galatasaray, se debió a un presunto complot terrorista para cometer un atentado contra los asistentes, según fuentes de Inteligencia turcas.
Según estas fuentes, citadas por el diario turco 'Hurriyet', el grupo yihadista Estado Islámico planeaba atentar cuando los aficionados de ambos equipos abandonaran el estado después del partido.
El Ministerio del Interior y la Dirección General de Seguridad sopesaron no permitir la entrada de aficionados y que el partido se disputara, si bien finalmente decidieron suspenderlo una hora antes de su inicio.
Fuentes de Inteligencia han indicado que el Estado Islámico planeó atentar en un inicio contra las festividades del Noruz --el año nuevo persa-- en Estambul, si bien cambió de objetivo después de que fueran canceladas por motivos de seguridad.
El sábado murieron cinco personas en un atentado suicida perpetrado en la avenida Istiqlal de Estambul, que las autoridades atribuyen al Estado Islámico. El ataque se saldó con cuatro muertos, tres israelíes --dos de ellos con nacionalidad estadounidense-- y un iraní.