Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Estado Islámico ejecuta a doce civiles en la localidad iraquí de Faluya

El grupo yihadista Estado Islámico ha ejecutado este martes a doce personas en la localidad de Faluya, situada en la provincia de Anbar (oeste), tras capturarlas cuando intentaban escapar de la ciudad.
Fuentes de la Policía provincial han detallado que los yihadistas llevaron a cabo las ejecuciones ante un pelotón de fusilamiento cerca de la sede del Departamento de Agricultura, ubicada en el centro de la ciudad.
"El Estado Islámico obligó a las familias de los ejecutados a permanecer en sus viviendas. Decenas de civiles están intentando escapar de Faluya a través de las áreas de Al Mashahda y la estación de tren de Al Falahat", han asegurado estas fuentes.
Faluya, que está a 50 kilómetros de Bagdad, fue la primera ciudad del país en caer ante el grupo terrorista, en enero de 2014, seis meses antes de que el grupo se extendiera por las zonas norte y oeste de Irak y Siria.
El Ejército iraquí, la Policía y las milicias chiíes apoyadas por Irán, han impuesto un asedio total a Faluya desde finales del 2015, si bien no está claro si intentarán tomar la ciudad o mantendrán la contención mientras avanzan hacia Mosul, la ciudad más grande del país en manos del grupo.
El gobernador de la provincia de Anbar, Sohaib al Rawi, aseguró a principios de febrero que el reparto aéreo es la única manera de llevar ayuda humanitaria a los residentes después de que Estado Islámico destruyera las entradas a la ciudad y prohibiera a los civiles abandonarla.
La población está viviendo una importante escasez de comida y medicinas. Según han informado los medios, varias personas han muerto a causa del hambre y de la falta de atención médica, aunque la inseguridad y las malas comunicaciones dentro de la ciudad dificultan la comprobación de la veracidad de estas informaciones.