Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Israel publica un vídeo denunciando operaciones de Hezbolá en violación de la resolución 1701

El Ejército de Israel ha publicado este martes un vídeo denunciando operaciones del partido-milicia chií libanés Hezbolá en la zona fronteriza, recalcando que violan la resolución 1701 del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.
Así, ha señalado que el grupo ha creado una red de infraestructura militar, incluidas posiciones para el lanzamiento de proyectiles, y la usa para recopilar información de Inteligencia en el sur de Líbano.
El Ejército ha afirmado que la ONG Green Without Borders (Verde Sin Fronteras) ha sido creada por Hezbolá para encubrir sus actividades militares en la zona, según ha informado el diario local 'Yedioth Ahronoth'.
En el vídeo aparecen altos cargos del grupo, incluido el secretario general de Hezbolá, Hasán Nasralá, participando en actividades en nombre de la orgnización.
El embajador israelí ante la ONU, Danny Danon, denunció en junio la instalación de puestos de observación en la frontera por parte de Hezbolá bajo la cobertura de esta ONG.
El objetivo declarado de la ONG es expandir las zonas verdes en Líbano y fomentar la protección ambiental en el país. Sin embargo, Danon ha indicó que "hay pruebas de que Hezbolá trabaja en la Línea Azul bajo el disfraz de actividades civiles".
"Hezbolá sigue aumentando su fuerza en el sur de Líbano y está amenazando la estabilidad en toda la región. La comunidad internacional no debe mirar a otro lado ante estas peligrosas amenazas", señaló.
Por ello, el embajador israelí ante la ONU reclamó al Consejo de Seguridad del organismo internacional que reclame al Gobierno libanés el desmantelamiento de estos puestos de observación.
En 2006 estalló una guerra asimétrica entre Israel y Hezbolá que duró poco más de un mes y que se saldó con la muerte de unas 1.200 personas en Líbano --la mayoría civiles-- y 160 israelíes --la mayoría soldados--, así como con importantes daños materiales en el país árabe.
Recientemente han aumentado las tensiones diplomáticas entre Israel y Líbano debido al cruce de declaraciones entre altos cargos del Gobierno israelí y del partido-milicia.
La resolución 1701 pide el fin del conflicto, la retirada de las tropas israelíes de Líbano y el despliegue en el sur del país de las fuerzas libanesas y de la Fuerza Interina de Naciones Unidas en Líbano (FINUL).
Asimismo, contempla el desarme de todos los grupos armados en Líbano, lo que implica a Hezbolá, y que no haya otras fuerzas armadas ajenas a las de la FINUL y Líbano al sur de río Litani, lo que implica tanto a Israel como al partido-milicia.
La resolución reitera además el respaldo total del Consejo de Seguridad al respeto de la Línea Azul y la independencia de la integridad territorial y la soberanía del país árabe.