Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Israel responde a la ONU sobre la implementación del informe Goldstone

Una vez se estudie su contenido, el secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, trasladará los documentos israelíes a la Asamblea General de la ONU. EFE/Archivotelecinco.es
Israel hizo llegar a la ONU su respuesta a las preguntas del organismo respecto a la investigación de la presunta comisión de crímenes de guerra durante la ofensiva "Plomo Fundido" denunciados por el informe Goldstone, informó hoy Naciones Unidas.
El portavoz de la ONU, Martin Nesirky, explicó que el viernes recibieron la documentación que se había solicitado a las autoridades israelíes, a las que se había dado de plazo hasta hoy.
Una vez se estudie su contenido, el secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, trasladará los documentos israelíes a la Asamblea General de la ONU, así como lo que ya había recibido anteriormente sobre esta misma materia de la Autoridad Nacional Palestina (ANP).
La Asamblea adoptó el pasado febrero una resolución en la que se concedió a Israel y la ANP cinco meses más para que concluyan indagaciones "creíbles e independientes" sobre el conflicto de diciembre de 2008 y enero de 2009 en Gaza.
También se les advirtió a ambos que de incumplir el nuevo plazo, se podrían proponer medidas en su contra en otros foros de Naciones Unidas, como el Consejo de Seguridad.
El informe de la comisión presidida por el juez sudafricano Richard Goldstone analizó los 23 días de la ofensiva israelí contra el movimiento radical islámico Hamás, que causó la muerte de unos 1.400 palestinos, en su mayoría civiles, según recuentos hospitalarios locales y de ONGs israelíes, palestinas e internacionales.
En sus conclusiones se acusa a ambos bandos de presuntamente cometer crímenes de guerra durante el conflicto y les pide que pongan en marcha investigaciones creíbles sobre las conductas de sus fuerzas.
Israel aseguró en el informe remitido en febrero a Ban que ha investigado 150 incidentes relacionados con sus operaciones militares en la franja, entre los que se incluyen los denunciados por el informe Goldstone.
El pasado 7 de julio un sargento en la reserva israelí fue imputado por un tribunal militar por homicidio de dos mujeres palestinas en Gaza, el primer caso en el que el Ejército de Israel procesa a un soldado por matar a civiles en la operación "Plomo fundido".
Por su parte, la ANP inició a finales de enero su propio proceso de investigación con la creación de una comisión de cinco jueces y juristas que analiza la actuación de los milicianos palestinos durante el conflicto.