Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Israel impone nuevas restricciones en Cisjordania tras pedir la AP su ingreso en 15 agencias de la ONU

El Gobierno de Israel ha comenzado este jueves a imponer un nuevo paquete de restricciones en Cisjordania en respuesta a la decisión de la Autoridad Palestina de solicitar su ingreso en 15 convenciones y tratados internacionales de Naciones Unidas.
En base a las informaciones publicadas por el diario israelí 'Haaretz', el Ejército bloqueará algunas actividades de la Autoridad Palestina y procederá a bloquear el acceso de equipos de comunicaciones a la Franja de Gaza.
Este mismo jueves, la organización no gubernamental Amnistía Internacional (AI) ha aplaudido la decisión de la Autoridad Palestina y ha advertido a Israel contra la imposición de medidas punitivas en respuesta.
En este sentido, ha recordado que "como potencia ocupante, Israel es responsable del bienestar de los palestinos en los Territorios Palestinos Ocupados y tiene prohibido llevar a cabo castigos colectivos" y ha advertido de que la congelación de la entrega de fondos a la AP "tendría consecuencias graves para los palestinos, especialmente en la Franja de Gaza".
Asimismo, el Gobierno israelí ha cancelado la liberación prevista de presos palestinos y considera que hay que revisar las conversaciones de paz, según ha informado un responsable israelí. Esta decisión podría afectar gravemente al proceso de negociaciones y ya ha sido criticada por Estados Unidos.
La decisión palestina se ha producido en el marco de un nuevo esfuerzo del secretario de Estado estadounidense, John Kerry, para salvar las conversaciones de paz entre israelíes y palestinos.
Las negociaciones parecían al borde del colapso durante el fin de semana, cuando Israel no cumplió con su promesa de liberar a varias decenas de presos palestinos. Israel quería garantías de que los palestinos no abandonarán las conversaciones cuando expire el plazo inicial para alcanzar un acuerdo el 29 de abril.
Kerry mantuvo el lunes y el martes dos encuentros con el primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, y los medios locales especulaban con que el jefe de la diplomacia norteamericana volviese a la región tras una breve parada en Europa. En principio tenía previsto un encuentro con Abbas, pero la reunión se canceló.