Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Jan y Qadri se adentran en la 'zona roja' de Islamabad para exigir la dimisión del Gobierno

Los líderes opositores Imran Jan y Tahir ul Qadri han entrado, junto a decenas de seguidores, en la 'zona roja' de Islamabad, sin que se hayan producido incidentes importantes, para exigir la dimisión del primer ministro, Nawaz Sharif, y de su Gobierno.
Según ha informado la prensa paquistaní, los seguidores del Pakistan Tehreek e Insaf (PTI) de Jan han entrado desde Ndra Chowk, mientras que los del Pakistan Awami Tehreek (PAT) de Qadri lo han hecho desde los alrededores del Parlamento.
Ambas marchas han transcurrido pacíficamente. Solo se han registrado pequeños incidentes en los que dos trabajadores del PAT y un policía han resultado heridos, aunque aún no se sabe en qué circunstancias.
El ministro de Información, Pervaiz Rashid, ha confirmado que "la Policía no ha tenido que hacer uso de la fuerza", por lo que ha responsabilizado a Jan y Qadri de un eventual enfrentamiento en el curso de sus respectivas marchas.
Además, ha insistido en que "el Gobierno está intentando resolver esta situación a través del diálogo". "Nosotros vamos a seguir intentando la política de la paz", ha dicho.
El Gobierno ha puesto en manos del Ejército la 'zona roja' por "razones de seguridad interior", aclarando que la medida no se dirige "contra ningún partido político", sino que busca proteger esta importante zona de la capital paquistaní.
ESCALADA DE LAS PROTESTAS
Jan anunció ayer, cuando acaba el ultimátum de 48 horas que dio a Sharif para abandonar el poder, que lideraría una marcha de protesta hasta la 'zona roja' de Islamabad, donde se encuentran las principales instituciones paquistaníes y extranjeras.
Qadri, por su parte, anunció que el PAT realizaría sentadas de protestas en todas las provincias paquistaníes y que trasladaría la acampada indefinida en Islamabad a la entrada del Parlamento, ubicado en la 'zona roja'.
De esta forma, tanto Jan como Qadri rechazaron el intento de acercamiento de Sharif, que el lunes anunció la creación de una comisión para dialogar con el PTI y el PAT. Ambos han subrayado que solo hablarán con el primer ministro para aceptar su dimisión.
El PAT y el PTI han abanderado una serie de protestas por múltiples factores --inseguridad, lucha contra los talibán, cortes en el suministro energético, paralización política-- y muchos temen que el Ejército, descontento con la labor del primer ministro, vuelva a asumir un papel predominante.