Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Juan Manuel Santos, elegido nuevo presidente de Colombia

Antes de que Santos se presentará ante sus seguidores y el país, Mockus, que obtuvo un 27,5% de los votos, felicitó al ganador de la segunda vuelta, el cual asumirá la Presidencia el 7 de agosto, y le deseó el "mejor de los éxitos" por el bien de Colombia.
Según datos de la Registraduría Nacional, más de 9 millones de personas votaron por Santos y 3,5 millones por Mockus. El primero obtuvo más de dos millones de votos más que en la primera vuelta, celebrada el 30 de mayo, y el segundo unos 350.000 adicionales, según el escrutinio oficial.
Santos, el candidato del Partido de la U, liderado por el presidente Álvaro Uribe, contó en esta segunda vuelta con el apoyo de importantes sectores del Partido Liberal, Cambio Radical y el Partido Conservador, lo que significa que tiene controlado más del 80% del Congreso.
El presidente de la "unidad nacional"
En su primer discurso tras conocerse su victoria en las urnas, Santos ha asegurado que su triunfo es también el de Álvaro Uribe, el actual mandatario. "Quiero rendir tributo desde el fondo de mi corazón a uno de los mejores presidentes que hemos tenido en dos siglos de vida republicana", ha manifestado.
Abrigado por miles de seguidores en el coliseo bogotano de El Campín, Santos ha anunciado que el Gobierno de unidad nacional "ya está en marcha". "Los colombianos votaron para apoyar un mensaje de unidad y yo recojo ese mensaje (...), a partir de este momento soy el presidente electo de todos los colombianos, soy y seré el presidente de la unidad nacional", ha subrayado.
Además, el nuevo presidente ha lanzado un mensaje a la comunidad internacional, y en especial a Ecuador y Venezuela a quienes les ha propuesto "abrir caminos de cooperación".
Por su parte, a las FARC ha lanzado otro un duro mensaje. "Que oigan los terroristas y que oiga el mundo, a las FARC se les agotó su tiempo. Colombia está saliendo de su pesadilla del secuestro y la violencia; mientras insistan en sus métodos terroristas, mientras insistan en atacar al pueblo colombiano no habrá dialogo y las seguiremos enfrentando con toda la dureza, con toda la firmeza", ha afirmado.
La jornada electoral, que estuvo vigilada por 350.000 militares y policías, transcurrió en calma, salvo algunos incidentes aislados que dejaron diez militares muertos en emboscadas y combates con organizaciones guerrilleras, las cuales perdieron también seis de sus hombres. EPF