Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Juncker y Tsipras defienden que Grecia ha "pasado página" y regresa a la "buena senda" económica

Ambos coinciden en que la idea de expulsar a Grecia de la UE fue un plan "imbécil" y "estúpido"
El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, y el primer ministro de Grecia, Alexis Tsipras, han defendido este martes en Atenas que la conclusión positiva de la primera revisión del rescate heleno es prueba de que el país ha "pasado página" y que está en condiciones de regresar a la senda del crecimiento.
"Creo que Grecia ha superado un periodo crítico y que puede volver a la buena senda", ha declarado el jefe del Ejecutivo comunitario, en una rueda de prensa conjunta con Tsipras tras una reunión bilateral en Atenas.
"La primera evaluación marca el final de un capítulo muy importante, muestra que Grecia ha pasado página y que todos lo aceptan", ha celebrado, por su parte, Tsipras, que ha insistido en que tras años de recesión el país vuelve "a la senda del crecimiento".
Juncker ha confirmado, además, que este mismo martes el fondo de rescate europeo (MEdE) procederá al desembolso de 7.500 millones de euros para el pago de deuda y de atrasos domésticos, tras el visto bueno recibido el pasado viernes.
Tsipras ha aprovechado esta comparecencia para pedir a sus socios y acreedores que no se pierda este nuevo impulso y se "acelere" la discusión de las próximas semanas y meses sobre la deuda griega, tanto en lo que afecta a las medidas a corto plazo, como para concretar el diseño de las previstas a medio y largo plazo.
El primer ministro heleno ha dicho también que cuenta con el apoyo del presidente de la Comisión en lo que se refiere a la determinación del Gobierno de restaurar los convenios colectivos, dentro de un plan general que incluye también protección frente a despidos masivos.
Preguntado por este asunto, Jucker ha dicho que no quiere entrar en los "detalles" de una negociación que tendrá lugar a la vuelta del verano, pero ha confiado en que el resultado "tenga en cuenta la realidad" griega, al tiempo que atiende a la "necesidad" de revisar la legislación y alinearla con la de otros países de la UE.
"No soy amigo de los despidos colectivos, y creo que las autoridades trabajan en una propuesta que probablemente podrá contar con mi apoyo", ha zanjado el responsable comunitario.
Durante la rueda de prensa, ambos se han referido a la situación de crisis vivida ahora hace un año, cuando se negoció el tercer rescate heleno (dotado finalmente con 86.000 millones de euros) y se especuló con la posibilidad de expulsar a Grecia del euro y de la Unión Europea.
"El verano pasado hubo quienes planearon el 'Grexit'. Ahora que existe un riesgo real de que un país, Reino Unido, abandone la Unión Europea, queda en evidencia que aquel plan fue un sinsentido, una imbecilidad", ha aseverado Tsipras.
Juncker ha dicho al respecto que él mismo tuvo que "luchar" contra el debate "estúpido" de dejar a Grecia fuera de la UE.
Los dos líderes han abordado igualmente cuestiones relacionadas con la crisis migratoria que afecta especialmente a Grecia, en donde se encuentran instalados miles de demandantes de asilo a la espera de ser reubicados en otros Estados miembros.
El jefe del Ejecutivo comunitario ha advertido que los países de la UE han hecho "menos esfuerzos" de los asumidos por Grecia en esta crisis y ha emplazado a todos a "redoblar" el ímpetu para cumplir con sus compromisos de acogida de refugiados.