Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Juncker defiende el diálogo con Rusia siempre que cumpla los acuerdos de Minsk

El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, ha defendido este jueves la necesidad de diálogo y de tender puentes con Rusia, siempre que el Gobierno de Moscú se comprometa a cumplir los acuerdos de Minsk.
En un discurso ante el Foro Económico Internacional en la ciudad rusa de San Petersburgo, Juncker ha asegurado que siempre ha sido partidario del diálogo. "Tenemos a aquellos que les gusta la idea de que esté aquí y a aquellos que no les gusta la idea de que esté aquí pero a mí me gusta la idea de estar aquí", ha dicho el presidente de la Comisión Europea, que ha recibido el aplauso de los asistentes.
"Tengo la postura de que debemos dialogar con Rusia, con sus líderes y su pueblo. Para algunos, esto puede ser una idea radical. Para mí, es de sentido común", ha subrayado.
Tras destacar que las economías de Rusia y de la Unión Europea están "más entrelazadas que nunca", Juncker ha subrayado que Rusia y la Unión Europea deben trabajar desde la perspectiva de una "responsabilidad compartida" y mantener una "conversación franca" de la situación actual.
En este contexto, el presidente de la Comisión Europea ha subrayado que la anexión ilegal de Crimea y el conflicto en el este de Ucrania han representado un "severo test" para las relaciones entre la Unión Europea y Rusia.
LA RELACIÓN SE PUEDE REPARAR "Nuestra relación hoy está aquejada de problemas y marcada por la desconfianza pero no tiene una avería que no se pueda reparar. Tenemos que arreglarlo y creo que podemos", ha dicho. "Si estoy aquí hoy es porque quiero construir puentes", ha añadido.
Juncker ha explicado que en un mundo como el actual Rusia y la UE puede diferir "en muchas cosas" pero tienen que estar de acuerdo en "las normas". "Nuestro camino debe comenzar con Ucrania. El pueblo ucraniano ha decidido qué tipo de futuro quieren para sus hijos y todos deben respetarlo", ha señalado.
En este sentido, ha asegurado que una Ucrania "estable y democrática" solo puede ser "buena para Rusia". "Cada nación soberana debe ser libre para elegir sus relaciones con sus vecinos", ha afirmado. "Si un país desea tener unas relaciones más cercanas con Rusia o con la Unión Europea o con las dos al mismo tiempo, esta elección debe ser respetada. Una decisión así nunca puede ser vista como un acto de agresión o división", ha añadido.
El presidente de la Comisión Europea ha concluido haciendo un llamamiento a la defensa de los Derechos Humanos y las sociedades libres. "Este es un viaje que requiere una conversación honesta sobre nuestras relaciones hoy. Comienza con Minsk y comienza con el respeto al derecho internacional. Será una conversación difícil, no lo dudo, pero es necesaria", ha concluido.
TUSK HABLA DE LAS SANCIONES
El presidente del Consejo europeo, Donald Tusk, también se ha referido a este asunto durante una visita a Finlandia, en donde ha subrayado que los Estados miembros han mantenido su "unidad", pese a los "constantes intentos por minarla", y ha asegurado que la prórroga de las sanciones es un asunto "menos controvertido" de lo que reflejan los medios.
Tusk ha confirmado que los Veintiocho prevén prorrogar seis meses las sanciones actuales en una próxima reunión de ministros europeos, previa al Consejo europeo de los días 28 y 29 de junio, y que los líderes europeos dejarán para su cumbre de octubre la discusión más "profunda" sobre el futuro de las relaciones con Moscú y las sanciones.
"La situación hoy es muy clara. Tenemos claro desde el principio que debemos vincular las sanciones contra Rusia al pleno cumplimiento del acuerdo de Minsk y estoy seguro de que vamos a prorrogarlas antes del Consejo europeo", ha explicado.