Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Juncker ve improbable una sanción a Polonia por violar los valores fundamentales de la UE

El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, ha descartado este jueves que la UE vaya a sancionar a Polonia con la suspensión de sus derechos de pertenencia a la Unión tras la aprobación de las controvertidas leyes de reformas de los medios públicos y el Tribunal Constitucional del país.
"Ahora estamos en fase de conversaciones con Polonia y no quiero especular sobre las consecuencias, que podrían llevar a la aplicación del artículo 7 (de los Tratados de la UE). Creo que no estamos ahí, y no creo que lleguemos a ese punto", ha expresado en rueda de prensa en Ámsterdam.
En concreto, el artículo 7 prevé la posibilidad de suspender los derechos de pertenencia a la UE si se constata la existencia de una violación grave y persistente de los valores fundamentales de la Unión por parte de un Estado miembro. El próximo miércoles, 13 de enero, la Comisión Europea debatirá sobre la situación del Estado de Derecho en Polonia, tras las críticas ante la aprobación de reformas por parte del nuevo Gobierno.
El partido polaco Ley y Justicia (PiS), que ganó las elecciones generales en octubre, ha aprobado la reforma del Tribunal Constitucional, que, según la oposición, inutiliza 'de facto' esta instancia judicial, así como cambios en la ley que regula los medios públicos.
Por este motivo, el vicepresidente del Ejecutivo comunitario, Frans Timmermans, remitió dos cartas al gobierno polaco en las que solicita información sobre los cambios de la ley de medios y pide que permita una revisión de la reforma del Constitucional. Asimismo, advierte de que seguirá de cerca cualquier movimiento que pueda vulnerar "el imperio de la ley", por ejemplo "si la integridad, la estabilidad y el adecuado funcionamiento" de este organismo "son socavados".
Sin embargo, Timmermans ha asegurado este jueves que la Comisión no ha recibido aún respuesta por parte de Varsovia, aunque ha destacado el "éxito" que supuso la transformación de los países de Europa central y del Este "desde dictaduras a democracias", a la vez que ha subrayado que "proteger la ley y los derechos humanos en estos países es una responsabilidad colectiva".
"No dramaticemos. Tenemos una relación buena y amistosa con Polonia, por lo que nuestro acercamiento es muy constructivo. No estamos atacando a Polonia", ha zanjado Juncker.