Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Katainen avisa de que el plan de inversión de 300.000 millones no debe aumentar déficit o deuda

Pide a los Estados con superávit, como Alemania, más inversión para estimular la economía europea
El futuro presidente de la Comisión responsable de Crecimiento y Empleo, el conservador finlandés Jyrki Katainen, ha dicho este martes en su audiencia de confirmación ante la Eurocámara que el plan de inversión público-privada de 300.000 millones de euros que prepara el nuevo Ejecutivo comunitario de Jean-Calude Juncker para estimular la economía europea incluirá "dinero público nuevo", pero ha avisado de que en ningún caso debe suponer un aumento del déficit o de la deuda.
"Hemos estado trabajando ya con el presidente electo Juncker sobre opciones para incluir dinero público nuevo en el paquete, reconociendo al mismo tiempo que no hay margen para más déficit o deuda en los Estados miembros", ha dicho Kataienen en su comparecencia ante la comisión de Asuntos Económicos del Parlamento. En este sentido, ha apuntado que la prioridad debe ser la inversión privada y que los fondos públicos deben actuar de "catalizador".
Para Katainen, "el dinero adicional para la inversión pública debe venir de una acción europea coordinada con el fin de minimizar el déficit y la deuda pública". En este sentido, ha abogado por aumentar la capacidad de crédito del Banco Europeo de Inversiones (BEI) y de sus equivalentes nacionales como el ICO, así como de usar mejor el presupuesto de la UE, aunque ha evitado dar cifras de dinero nuevo.
El político finlandés ha reclamado además a los países con superávit por cuenta corriente, como Alemania, que aumenten su nivel de inversión. "Yo y el presidente Juncker queremos animar a los Estados miembros, especialmente a los que tienen superávit, a invertir más en el futuro. Es importante para su futuro, pero al mismo tiempo estarán estimulando la economía europea", ha apuntado.
Los países sin superávit, ha proseguido, deben ser más selectivos con sus inversiones y concentrarlas en sectores como la I+D. El plan de inversiones de la UE se centrará en sectores como las infraestructuras de transporte y telecomunicaciones y los proyectos beneficiarios se seleccionarán "muy cuidadosamente" para evitar "errores del pasado", ha indicado al ser preguntado por los aeropuertos que no se utilizan.
Katainen ha rechazado de plano utilizar el dinero del fondo de rescate (MEDE) para financiar este plan de inversión, alegando que debe reservarse para el caso de que la banca europea tenga problemas en el futuro.
El político finlandés ha insistido además que los países de la UE "deben continuar con una política presupuestaria responsable" con el fin de mantener la credibilidad ante los mercados. Pero ha dicho que está "muy satisfecho" con la actuación del Banco Central Europeo (BCE) para tratar de estimular la economía europea y se ha desmarcado de su imagen de halcón de la política de austeridad. "No me reconozco en la forma en que a veces he sido retratado. Finlandia no es el Salvaje Oeste", se ha defendido.