Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Kerry y Abbas se reunirán el próxima semana en Londres para hablar sobre el estatus final

La portavoz del Departamento de Estado, Jen Psaki, ha informado este jueves de que la reunión se producirá en el marco de la gira europea de Kerry, que le llevará a Vilna el viernes y el sábado, a París el sábado y el domingo y a Londres el lunes.
El secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry y el presidente de la Autoridad Palestina (AP), Mahmoud Abbas, se reunirán la próxima semana en Londres "para discutir un amplio abanico de temas, incluido el estatus final", en el marco de las negociaciones de paz.
Las conversaciones directas de paz entre israelíes y palestinos se reanudaron el pasado 29 de julio en Washington, con la ministra de Justicia israelí, Tzipi Livni, y el jefe negociador palestino, Saeb Erekat, como líderes de delegación.
El pasado martes israelíes y palestinos celebraron en Jerusalén su quinta ronda de conversaciones, en la que, según la agencia de noticias Maan, abordaron todo lo relativo al estatus final, aunque sin llegar a acuerdos concretos.
La reanudación de las conversaciones de paz se ha producido en medio de la polémica por la decisión de Israel de construir cientos de nuevas viviendas en los asentamientos de Cisjordania, algo que ya han criticado tanto la AP como Estados Unidos.
De forma paralela, Israel ha decidido excarcelar a varios presos palestinos, como gesto de buena voluntad, aunque a cambio de que la AP se mantenga inactiva en Naciones Unidas. Abbas ha anunciado la próxima liberación de 104 reos que llevan décadas en cárceles hebreas.
Se trata del primer contacto entre israelíes y palestinos desde septiembre de 2010, cuando las conversaciones de paz se reanudaron brevemente para suspenderse días después debido a la negativa de Tel Aviv a prorrogar la moratoria sobre la construcción de asentamientos.