Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Kerry Kennedy visita los campos de Tinduf y El Aaiún para conocer la situación del pueblo saharaui

La presidenta de la Fundación Robert F. Kennedy, la activista Kerry Kennedy, ha viajado esta semana al Sáhara Occidental para conocer en primera persona la situación de los saharauis que viven en El Aaiún y en los campamentos de refugiados de Tinduf (Argelia).
Kenedy, que llegó el lunes al Sáhara Occidental, viaja acompañada por su hija, Mariah Kennedy Cuomo, con quien ha visitado tanto a los saharauis que viven en El Aaiún como a los que continúan en los campamentos de refugiados en Argelia, prestando especial atención a la situación de las mujeres.
La propia activista ha relatado su experiencia en su blog personal, en el que ha contado, entre otras cuestiones, que un agente de la Policía secreta marroquí intentó impedir que su hija grabara una agresión a una saharaui por parte de las fuerzas de seguridad del reino alauí. La mujer agredida participaba en una manifestación pacífica convocada para recibir a la delegación del Centro Robert Kennedy para la Justicia y los Derechos Humanos.
El objetivo de la visita de Kerry Kennedy, que es hija del fallecido senador demócrata Robert Kennedy (el hermano del presidente John Fitzgerald Kennedy), ha sido comprobar cuál es la situación real del pueblo saharui, según han informado a Europa Press activistas prosaharauis.
Kennedy, que tiene previsto permanecer en el Sáhara Occidental hasta el jueves o el viernes, elaborará con el Centro Robert F. Kennedy un informe sobre la situación de los Derechos Humanos en el Sáhara, los problemas que afrontan los saharauis y la actuación de la misión de Naciones Unidas (MINURSO).
Las fuentes consultadas han explicado que Kennedy ha contactado con la activista saharaui Aminatou Haidar, a quien ha solicitado que le transmita los testimonios de saharauis que sufren problemas o abusos, con el objetivo de incorporar esos datos a su dossier.