Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Kerry insiste en que el incumplimiento de la propuesta rusa para Siria debería acarrear "consecuencias"

Lavrov defiende que, si prospera la propuesta rusa, la intervención militar será "innecesaria"
El secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, ha advertido de que la negociación sobre la propuesta para que el régimen sirio ponga su arsenal químico bajo supervisión internacional "no es ningún juego" y ha advertido de que el plan tiene que ser "creíble" y su incumplimiento, acarrear "consecuencias".
En una comparecencia en Ginebra junto al ministro de Exteriores ruso, Sergei Lavrov, Kerry ha sugerido que la opción militar sigue siendo una vía válida para responder a la amenaza siria, pese a que Washington y Moscú discuten la viabilidad de la propuesta rusa sobre las armas químicas de Damasco.
Mientras las potencias analizan la conveniencia o no de que este plan vaya acompañado de una resolución de Naciones Unidas y negocian cuál sería su contenido, el jefe de la diplomacia norteamericana ha advertido de que la propuesta "no es ningún juego" y "tiene que ser real". "Las palabras del régimen (sirio), en nuestra opinión, no bastan", ha añadido.
En este sentido, Kerry ha subrayado que, para que sea "creíble", debe acarrear "consecuencias". El presidente de Rusia, Vladimir Putin, considera en cambio que la resolución no debería incluir una amenaza sobre el uso de la fuerza, mientras que el mandatario norteamericano, Barack Obama, mantiene abierta la opción de la intervención militar.
Lavrov ha considerado que dicha acción será "innecesaria" en caso de que Damasco renuncie a sus armas químicas. "Estoy convencido de que nuestros compañeros de Estados Unidos, como ya ha manifestado el presidente Obama, quieren una resolución pacífica del conflicto", ha apuntado.
El secretario de Estado de Estados Unidos, para quien la diplomacia "siempre" ha sido la primera opción, ha dicho que todavía es demasiado pronto para saber si las actuales discusiones se traducirán en resultados concretos, entre otras razones por los "desafíos técnicos" existentes.
Kerry y Lavrov se han citado en Ginebra durante dos días para tratar de acercar posturas y negociar los detalles de una propuesta de cesión de armamento que Damasco ya ha aceptado pero ante la que Washington se ha mostrado escéptica. Entretanto, el Congreso norteamericano negocia una posible autorización de la intervención militar en Siria.
CONVENCIÓN INTERNACIONAL
El régimen sirio ha remitido ya a la ONU la petición para adherirse a la Convención sobre Armas Químicas, el tratado internacional que promueve el control y la reducción de este tipo de armamento, y ha prometido suministrar los datos sobre su arsenal en un plazo de 30 días, tal como establece el protocolo estándar.
Para Kerry, sin embargo, "no hay nada estándar en este proceso por la forma en que se ha comportado el régimen". "No sólo por la existencia de estas armas, sino porque las ha usado", ha agregado, haciendo hincapié en su escepticismo.