Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Kicillof anuncia que los ingresos tendrán que estar relacionados con los dólares que se quieran comprar

El ministro de Economía de Argentina, Axel Kicillof, ha indicado este domingo que "quien quiera acceder a la divisa debe estar registrado en la AFIP --Administración Federal de Ingresos Públicos-- y tener una capacidad proporcional a lo que quiere comprar", después de que el Gobierno decidiera el viernes autorizar la compra de dólares por particulares con finalidad de ahorro, levantando así el "cepo cambiario".
Por otra parte, el ministro ha dado marcha atrás y ha anunciado que, por el momento, se seguirá gravando un 35 por ciento en la adquisición de divisas con fines turísticos o en las compras en el exterior con tarjeta de crédito y no se rebajará al 20 por ciento como se dijo el viernes.
Kicillof, adelantándose a las decisiones sobre el levantamiento del "cepo cambiario" que el Gobierno anunciará este lunes, ha explicado que "la capacidad de compra estará asociada al nivel de ingreso normal de los individuos" y que el mecanismo de validación de las operaciones será "más transparente" que cuando comenzaron las restricciones hace dos años.
"La medida va a impedir que los dólares se los lleven quienes más tienen", ha indicado el ministro, que ha destacado que el Gobierno tratará de "beneficiar a los de abajo", en un entrevista al diario 'Página 12'.
El ministro no ha querido dar detalles sobre cómo será el mecanismo por el que se implementarán las nuevas medidas y ha recordado que "el esquema formal lo va a dar a conocer el lunes el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich.
Asimismo, Kicillof ha vuelto a criticar a algunos economistas y ha destacado que "no hay un problema de precios" que pueda dejar al país "al borde del precipicio" y ha explicado que si hubiera habido una inflación desbocada "los sectores de bajos ingresos no estarían pensando en comprar dólares, ya que no llegarían a fin de mes", cosa que, según asegura, no es cierta.
Sobre la cotización del dólar, que el viernes cerró a 8 pesos argentinos en el mercado oficial y en el paralelo a 11,70, Kicillof ha afirmado que el Gobierno considera que ese es el primero es el "valor adecuado".
"El Gobierno entiende que la cotización que alcanzó el dólar es una cotización de convergencia, razonable para la economía argentina", ha señalado el ministro, que ha precisado que el Gobierno no "va a permitir" que se empuje a Argentina a un dólar de 13 pesos "que tendría un efecto devastador sobre la producción, el empleo y los salarios".
Además, el ministro prevé que la habilitación de compra de dólares en el mercado formal, aunque sea restringida, va a relajar la presión sobre el dólar paralelo de Argentina.