Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Kiev paraliza las operaciones contra los separatistas prorrusos

Soldados ucranianos toman posiciones en KramatorskEFE

El Gobierno ucraniano ha anunciado que no atacará a los separatistas prorrusos durante el fin de semana de Pascua ortodoxa, que este año coincide con la católica. Estados Unidos ha amenazado a Moscú con nuevas sanciones si no logra persuadir a los militantes para que se rindan. El Kremlin niega tener el control sobre los hombres armados que quieren que las regiones orientales sigan a Crimea y sean anexionadas a Rusia.

Moscú ha reprendido a Washington por tratar a Rusia como un "estudiante culpable" tras acordar en Ginebra el jueves en que los militantes ucranianos deberían desarmarse y abandonar los edificios ocupados.
El Gobierno de Ucrania, carente de fuerzas efectivas, ha mostrado pocas señales de intentar recuperar la decena de municipios, estaciones policiales y otros edificios capturados en las últimas dos semanas, pese a proclamar el lanzamiento de una "operación antiterrorista".
El Ministerio de Relaciones Exteriores ha prometido "la suspensión de la fase activa de la operación antiterrorista" entre una lista de iniciativas gubernamentales para calmar la crisis emitida durante la noche del viernes.
Una portavoz del servicio de seguridad estatal SBU ha expliado que la suspensión "se vincula a la implementación del acuerdo de Ginebra y las festividades de Pascua".
"La operación antiterrorista ha sido paralizada durante la Pascua y no utilizaremos la fuerza contra ellos en este momento", ha señalado el ministro de Relaciones Exteriores, Andriy Deshchytsia, según citas publicadas por la cadena británica BBC.
Deshchytsia se reunió el sábado en Kiev con responsables de la OSCE, un organismo de seguridad europeo que incluye a miembros de la OTAN y Rusia.
La OSCE supervisará la implementación del acuerdo de Ginebra, bajo el cual Rusia, Ucrania, Estados Unidos y la Unión Europea acordaron un proceso de desarme y un fin a las ocupaciones, dentro de un programa mayor para poner fin a la peor crisis entre Oriente y Occidente desde el fin de la Guerra Fría.