Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Kim Jong Un libera al estadounidense detenido en Corea del Norte por las "reiteradas peticiones" de Obama

El líder norcoreano, Kim Jong Un, ha puesto en libertad a uno de los tres estadounidenses detenidos en el país teniendo en cuenta las "reiteradas peticiones" que ha hecho el presidente estadounidense, Barack Obama, según ha asegurado este miércoles la agencia de noticias oficial de Pyongyang, KCNA.
Jeffrey Fowle, de 56 años, fue detenido el pasado mes de mayo acusado de haber dejado una Biblia en un hotel de la ciudad norcoreana de Chongjin, que visitaba como turista. "El preso fue entregado a la parte estadounidense siguiendo el pertinente procedimiento legal", ha explicado KCNA. El secretario de Estado estadounidense, John Kerry, ha dicho este miércoles que no se ha llegado a un 'quid pro quo' para su liberación.
La puesta en libertad de Fowle se produjo de forma inesperada el martes. El mismo día Washington anunció que estaba volando de vuelta a casa --Ohio-- junto a su familia en un avión del Gobierno de Estados Unidos. Un hecho que se ha producido en medio de una creciente presión internacional sobre Corea del Norte por su historial de violaciones de Derechos Humanos.
Además, Kerry ha subrayado que el Ejecutivo de Obama está en contacto con las familias de los otros dos detenidos estadounidenses, Kenneth Bae y Matthew Miller, asegurando que serán liberados lo antes posible.
Kenneth Bae, un misionero estadounidense de origen surcoreano, ha estado detenido en el país desde finales de 2012 y ha sido sentenciado a 15 años de trabajos forzados por crímenes no especificados contra el Estado. El otro detenido, Matthew Todd Miller, fue condenado a seis años de trabajos forzados por cometer actos "hostiles" al romper su visado de turista y solicitar asilo tras entrar en el país en abril.
Por su parte, el Gobierno surcoreano ha acogido con agrado la noticia de la liberación y ha instado a Corea del Norte a hacer lo mismo con el resto por motivos humanitarios, según publica la agencia surcoreana Yonhap.
DIÁLOGOS CON PYONGYANG
El secretario de Estado estadounidense, John Kerry, ha dicho este miércoles desde Berlín que espera que pronto se puedan recuperar las conversaciones con Pyongyang sobre su programa nuclear, un plan bajo sanciones de Naciones Unidas.
"Esperamos que la dinámica se pueda desarrollar en las próximas semanas, tal vez meses, y así poder volver a las conversaciones porque Estados Unidos está absolutamente dispuesto a hacerlo", ha dicho Kerry.
El enviado de Estados Unidos para asuntos nucleares, Glyn Davies, solicitó al país norcoreano, durante su visita a Seúl el mes pasado, que liberase a los tres estadounidenses dado que plantean "serios impedimentos" para la mejora de las relaciones bilaterales.
Corea del Norte ha comenzado una campaña diplomática para intentar contrarrestar las acusaciones por parte de un organismo de la ONU que puso de relieve los abusos y violaciones generalizados de los Derechos Humanos.
Las conversaciones a seis bandas, entre las dos Coreas, Estados Unidos, Japón, China y Rusia, han estado paralizadas desde que Pyongyang se retiró de las mismas, a finales de 2008, explica la agencia Yonhap.