Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Lagarde advierte de que la recuperación es "demasiado lenta, demasiado frágil y demasiado desigual"

La directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, ha confiado en que en 2014 se produzca un fortalecimiento de la economía mundial, pero ha advertido de que el crecimiento global es aún "demasiado lento, demasiado frágil y demasiado desigual".
"La crisis aún perdura. Aun así, el optimismo está en el aire: la profunda helada ha quedado atrás y el horizonte es más brillante. Mi gran esperanza es que 2104 resulte trascendental de otra forma, el año en que siete años débiles, económicamente hablando, se conviertan en siete años fuertes", señala.
Sin embargo, Lagarde incidió en que esto no ocurrirá por si solo, y advirtió de que superar la crisis requiere todavía un esfuerzo político sostenido y sustancial, una coordinación y una combinación adecuada de políticas.
La directora gerente del FMI señaló que el impulso económico se fortaleció en la segunda mitad de 2013 y debería volver a fortalecerse en 2014, debido principalmente a las mejoras en las economías avanzadas. Aun así, advierte de que el crecimiento global está atascado en niveles bajos y sigue por debajo de su potencial.
"Esto significa que el mundo podría crear más empleos antes de que tengamos que preocuparnos por la posibilidad de que el genio global de la inflación salga de su botella", agregó.
Sin embargo, apuntó que incluso para las economías avanzadas la perspectiva está aún sujeta a "significativos riesgos", como el de la deflación, que podría ser desastroso para la recuperación. "Si la inflación es el genio, la deflación es el ogro contra el que tenemos que luchar con decisión", añadió.
Respecto a la eurozona, destacó que, aunque está abandonando la recesión el crecimiento es "desequilibrado" y el desempleo es "preocupantemente alto". "Algunos países los están haciendo bien, pero otros se ven afectados todavía por una elevada deuda y limitaciones en el crédito", incidió.
En este contexto, ve necesario acelerar las reformas para impulsar el mercado laboral y mejorar y mejorar la competitividad, así como que el Banco Central Europeo (BCE) adopte más medidas, como un préstamo con objetivos concretos que ayude a reducir la fragmentación financiera.