Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Leopoldo López aboga por "lograr cuanto antes" el "cambio político" en Venezuela

El líder opositor Leopoldo López, que este jueves cumple dos años de detención en la cárcel militar de Ramo Verde, ha urgido a sus compañeros de la Mesa de Unidad Democrática (MUD) a ponerse de acuerdo sobre el mecanismo idóneo para "lograr cuanto antes" el "cambio político" en Venezuela.
"Hoy, 18 de febrero, nuevamente ratificó a mis compañeros de la Unidad mi compromiso para lograr cuanto antes, el cambio político que el pueblo venezolano pide a gritos", ha escrito en su blog para conmemorar el segundo aniversario de su arresto.
López ha pedido a la MUD "acordar desde ya si es el revocatorio, la enmienda, la renuncia o la constituyente". "Sea cual fuere el mecanismo que definamos para lograr la salida a este desastre, el debate debe estar centrado en la construcción de un gran acuerdo nacional que permita la entrada a la Venezuela de los próximos 100 años", ha dicho.
El jefe de Voluntad Popular se ha mostrado "profundamente esperanzado" porque la MUD "está más dispuesta que nunca a concretar este 2016 el cambio que tanto desean los venezolanos". "Importa poco lo que intente hacer la dictadura porque sus horas están contadas", ha afirmado.
López ha confiado igualmente en que "pronto" será liberado, en medio del debate parlamentario de la Ley de Amnistía, que permitirá la excarcelación de los 77 "presos políticos", que, según la oposición, hay en Venezuela.
"Sé que pronto voy a salir en libertad y cuando lo haga estaré más fuerte de alma, mente y cuerpo. Saldré fortalecido y sin rencores; el odio y el resentimiento son las reacciones propias de quienes han llevado a nuestro país a esta crisis humana tan severa, y han intentado hacernos, física y espiritualmente, más pobres e infelices", ha dicho.
López ha adelantado que, una vez fuera de Ramo Verde, seguirá luchando por "las mismas causas" por las que fue recluido. "El bienestar y la prosperidad de nuestro pueblo, la defensa de la democracia y la libertad de los venezolanos", ha indicado.
El líder opositor ha precisado que "se debe cambiar un modelo que fracasó y reconstruir la convivencia democrática, impulsar una economía y una sociedad más justa e incluyente, segura y soberana" para "acabar con la escasez, la inflación y el desempleo".
"Hace dos años alzamos nuestra voz (...) Estábamos preocupados por la situación del país, seguros de que esa situación se agravaría a tal extremo que el colapso de este modelo equivocado haría pagar a nuestro pueblo la factura de su fracaso. Una factura que hoy pagamos todos, menos la élite gobernante más corrupta e ineficiente de nuestra historia, que ha saqueado y robado las riquezas de los venezolanos", ha denunciado.
DOS AÑOS DE CÁRCEL
López, jefe de Voluntad Popular, fue condenado el 11 de septiembre a 13 años y nueve meses de prisión por los delitos de daño, incendio, instigación y asociación para delinquir como autor intelectual de las revueltas opositoras de 2014.
Los hechos se remontan al 12 de febrero de ese año, cuando miles de personas salieron a las calles de Caracas para protestar contra el Gobierno de Nicolás Maduro y decidieron marchar hacia la Fiscalía, donde fueron interceptados por los grupos armados afines al Ejecutivo, dando lugar a un duro enfrentamiento.
Las autoridades venezolanas consideran que López es el responsable de estos disturbios, que marcaron el inicio de una crisis política que se saldó con 43 muertos, cerca de un millar de heridos y cientos de detenidos, por convocar la marcha hacia la Fiscalía.
López está detenido desde el 18 de febrero de 2014 en la prisión militar de Ramo Verde, cerca de Caracas, donde, según ha denunciado su familia y la oposición, es víctima de numerosos abusos, como aislamiento injustificado e interceptación de las comunicaciones.