Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Liberados tres dirigentes del Sindicato de Periodistas de Egipto tras el pago anónimo de su fianza

Los tres dirigentes del Sindicato de Periodistas de Egipto detenidos durante la jornada del lunes han sido liberados tras el pago anónimo de su fianza, después de que ellos rechazaran abonar la cantidad impuesta.
El presidente del sindicato, Yehia Qalash; el secretario general, Gamal Abdelrahim; y el vicesecretario general, Jaled el Balshi; fueron detenidos tras ser acusados de "difundir información falsa" sobre la redada realizada a principios de mes en la sede del organismo, que se saldó con la detención de dos periodistas.
Los detenidos rechazaron pagar la fianza para conseguir su liberación argumentando que dicho cargo no exige la imposición de una fianza y porque cuando Qalash pidió que su caso fuera supervisado por un juez, su petición fue denegada, según ha informado el diario egipcio 'Al Ahram'.
De hecho, el sindicato ha publicado un comunicado tras celebrar una reunión urgente y ha denunciado el pago anónimo de la fianza, agregando que valorará convocar una asamblea general urgente para tratar el asunto.
La Fiscalía ha acusado a Qalash de haber proporcionado refugio a dos individuos buscados por la justicia, los periodistas Mahmud el Sakka y Amr Badr, acusados de difundir información falsa. Ambos fueron detenidos durante la redada a la sede del sindicato.
Los tres líderes están acusados, además de proporcionar refugio a sus dos compañeros, de difundir informaciones falsas al publicar que más de 40 policías asaltaron y arrasaron el Sindicato de Periodistas para arrestar a El Sakka y Badr.
Badr, fundador y redactor jefe del portal de noticias Yanair (Enero), y El Sakka, quien trabaja para este medio, fueron figuras de la revolución que acabó con el régimen de Hosni Mubarak en 2011 y del movimiento Tamarod, que encabezó las protestas que llevaron al derrocamiento del presidente electo Mohamed Mursi en un golpe de Estado en 2013.