Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Libia pide a Italia apoyo naval en sus aguas para combatir el tráfico de personas

El Gobierno de unidad nacional libio, apoyado por la ONU y reconocido internacionalmente, ha pedido al Gobierno italiano apoyo naval en sus aguas territoriales con el fin de combatir el tráfico de personas que parte desde sus costas hacia el continente europeo.
Así lo ha revelado este miércoles el primer ministro italiano, Paolo Gentiloni, tras el encuentro mantenido en Roma con el primer ministro libio, Fayez Serraj.
Según ha dicho en rueda de prensa, Serraj remitió hace unos días una carta al Gobierno italiano solicitando "apoyo técnico con unidades navales italianas en la lucha común contra el tráfico de seres humanos que se lleva a cabo en aguas libias".
Gentiloni ha precisado que el Ministerio de Defensa italiano está examinando la petición y la decisión que se adopte será llevada ante el Parlamento. "Pero si valoramos la posibilidad de responder positivamente, como creo necesario, puede representar un punto de novedad muy relevante en la lucha contra el tráfico de personas", ha defendido el primer ministro italiano.
Por otra parte, Gentiloni ha agradecido al presidente francés, Emmanuel Macron, sus esfuerzos para lograr una solución en Libia, después del encuentro auspiciado por éste el martes entre Serraj y el 'hombre fuerte' del este del país, el general Jalifa Haftar. En el mismo, ambos acordaron un alto el fuego y trabajar para la celebración de elecciones.
"Si se dan pasos adelante en Libia el primer país europeo en felicitarse de ello será Italia", ha asegurado. Por su parte, Serraj ha señalado que su encuentro con Haftar ha producido "muchos resultados positivos".
En lo que va de año, hasta Italia han llegado casi 93.500 inmigrantes y refugiados, mientras que otros 2.208 han perdido la vida en la travesía. El Gobierno italiano está tratando de presionar a sus socios europeos para que le ayuden a afrontar la carga y ha planteado la posibilidad de cerrar sus puertos a los barcos que rescatan a inmigrantes y refugiados si otros países no les ayudan.
En este sentido, la canciller alemana, Angela Merkel, ha reiterado este mismo miércoles a Gentiloni su compromiso de ayudar a Italia a hacer frente a la llegada masiva de inmigrantes, según ha informado la viceportavoz del Gobierno germano, Ulrike Demmer, informa DPA.