Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Llega a Erbil la primera partida del nuevo paquete de ayuda para los desplazados enviado por ACNUR

El envío por aire de ayuda humanitaria al norte de Irak comenzó este miércoles, arrancando una operación de diez días para suministrar tiendas de campaña y otra asistencia a medio millón de personas desplazadas que luchan por sobrevivir, según ha informado el Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR).
Un avión de carga de Jordania ha aterrizado en Erbil, la capital de la región semiautónoma del Kurdistán iraquí, con 100 toneladas de ayuda de emergencia que incluye más de 3.000 tiendas de campaña, 20.000 coberturas de plástico, 18.500 sets de cocina y 16.500 garrafas, según ha informado la agencia de la ONU en un comunicado.
A este primer vuelo seguirán otros tres desde Jordania el jueves, viernes y sábado, con 100 toneladas cada uno. Asimismo, ACNUR prevé enviar ayuda por carretera y mar desde Turquía, Jordania e Irán de sus almacenes en la región y en Europa.
"Esta es una enorme operación logística para hacer llegar ayuda por aire, tierra y mar con el fin de asistir a cientos de miles de personas desesperadas que han huido repentinamente sin nada salvo sus vidas y que a hora luchan por sobrevivir en duras condiciones", ha subrayado el alto comisionado, António Guterres.
Según ha explicado, se trata de la mayor operación de asistencia "organizada en más de una década" ya que en conjunto se harán llegar 11.306 toneladas de ayuda.
El Kurdistán iraquí acoge a más de 600.000 desplazados internos por la ofensiva del Estado Islámico de los últimos meses, entre ellos más de 200.000 que huyeron de la zona de Sinjar desde principios de agosto. En total, ACNUR estima que 1,2 millones de personas se han visto desplazadas en Irak en lo que va de año, incluidas 500.000 por los combates en la región de Anbar que comenzaron en enero, y los 600.000 desplazados por el avance del Estado Islámico, que tomó Mosul en junio.