Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Lula participará en la gran manifestación a favor del Gobierno en Sao Paulo

El ex presidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva asistirá a la gran manifestación de apoyo al Gobierno que se celebrará este viernes en la Avenida Paulista, en Sao Paulo, en el marco de la escalada de tensión por las investigaciones contra Lula por la trama corrupta en Petrobras.
"Está prevista la presencia de Lula", ha dicho el presidente de la Central Única de Trabajadores (CUT), Vagner Freitas, uno de los organizaciones de la marcha, en declaraciones recogidas por el diario local 'Folha'.
Lula se ha decidido a acudir, a pesar de que en un principio era reticente por el peligro de que se produjeran choques con los detractores del Gobierno que llevan días protestando en Sao Paulo y otras grandes ciudades.
Hace apenas unas horas la Policía Militar ha empleado cañones de agua y gas lacrimógeno para expulsar de la Avenida Paulista a los detractores del Gobierno que están acampados allí desde el pasado miércoles.
En Brasilia se repite el mismo escenario. Miles de personas se congregan en torno al Congreso y la Policía Militar les ha pedido que abandonen la zona para permitir una manifestación pro gubernamental a las 17.00 (hora local).
La tensión política en el gigante suramericano se ha disparado desde el miércoles, cuando Rousseff confirmó que Lula sería el nuevo jefe de la Casa Civil, lo que le convierte en miembro del Gobierno y, por tanto en aforado.
El aforamiento obligaría al juez federal Sergio Moro a remitir sus pesquisas sobre la implicación de Lula en el escándalo de corrupción de Petrobras al Tribunal Supremo, donde la mayoría de los magistrados han sido designados por él y Rousseff.
Un juez federal ha suspendido el nombramiento de Lula como jefe de la Casa Civil, pero el Gobierno ha recurrido, por lo que la situación ahora es inestable. Millones de personas se han echado a las calles estos días a favor y en contra del Gobierno.