Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El MNLA reitera su voluntad para alcanzar una "solución definitiva" al conflicto en el norte del país

El Consejo de Transición del Movimiento Nacional de Liberación del Azawad (MNLA) ha reiterado los compromisos del grupo con la población de la región maliense, la comunidad internacional y el mediador de la Comunidad Económica de los Estados de África Occidental (CEDEAO) para buscar "una solución definitiva al conflicto entre el Estado y el pueblo del Azawad".
"Denunciamos firmemente el procedimiento del Estado maliense y algunos responsables políticos para dar de lado el problema histórico del Azawad. Este procedimiento ilógico no hace más que complicar el avance del proceso de salido de la crisis que tanto desea el MNLA, el pueblo del Azawad y la comunidad internacional", ha dicho la formación a través de un comunicado.
"Los diferentes intentos de mediación llevados a cabo por Malí con las organizaciones y grupos no representantes de los pueblos maliense y del Azawad constituyen una verdadera amenaza por los esfuerzos del alto el fuego unilateral decretado por el MNLA", ha agregado.
En este sentido, ha apuntado que "el silencio de las autoridades ante los múltiples llamamientos del MNLA han favorecido la emergencia de grupos no 'azawadianos', que se han posicionado contra las aspiraciones de la población de la región". Así, el MNLA se ha referido a los grupos terroristas islamistas que se han asentado en el Azawad en los últimos meses.
El MLNA, un grupo laico, declaró el pasado 6 de abril la independencia formal de Azawad, aunque ningún país la ha reconocido. "La filosofía del movimiento está profundamente basada en la democracia, la libertad, la justicia y la dignidad humana en el marco de un sistema político que separe totalmente el Estado y la región, que consideramos como un asunto privado", ha dicho el grupo en su comunicado.
A pesar del carácter laico de sus reivindicaciones, Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI), Ansar Dine y el Movimiento de Unidad para la Yihad en África Occidental (Mujao) aprovecharon la situación para hacerse fuertes en la zona. Desde entonces, estos grupos islamistas han llevado a cabo operaciones armadas contra el MNLA, llegando a hacerse con el control de varias localidades anteriormente en poder del movimiento tuareg.
Antes de la presente revuelta, los tuareg han protagonizado varios levantamientos para conseguir que se reconozca la autonomía de dicho pueblo o la creación de un país propio en la región. Entre 1990 y 1996, los tuareg combatieron contra Malí y Níger en una revuelta instigada por una grave hambruna en la región, la dura represión contra los derechos políticos de esta población y la crisis de refugiados derivada de la debilidad política de ambos países durante la década de los ochenta.
Más recientemente, los tuareg volvieron a tomar las armas entre 2007 y 2009 a causa de la lenta e insatisfactoria desmovilización e integración de los rebeldes en la vida civil y las Fuerzas Armadas. En el proceso, varios políticos tuareg fueron destituidos de sus cargos y algunos terminaron en la cárcel.