Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

MSF alerta de que el cólera sigue cobrándose vidas en Sudán del Sur

Médicos Sin Fronteras (MSF) ha alertado de que el brote de cólera detectado en Sudán del Sur continúa causando muertos en el estado de Alto Nilo, donde han fallecido 19 de las 109 víctimas registradas en el país africano desde el pasado mes de abril.
La ONG ha informado en un comunicado de que, desde principios de julio, ha atendido a más de 900 pacientes de cólera en Alto Nilo. La responsable de emergencias de MSF en Sudán del Sur, Llanos Ortiz, ha asegurado que, tres semanas después de empezar la intervención, ya han muerto 19 personas por cólera.
Ortiz ha advertido de que, aunque se trata de una enfermedad tratable, puede ser mortal "si no se diagnostica ni se trata rápidamente". No en vano, ha añadido, "genera una deshidratación severa que puede causar la muerte en pocas horas".
El conflicto político e interétnico originado en diciembre ha saturado los campamentos de desplazados y ha vuelto más vulnerable a la población para la propagación de la enfermedad. En el caso de Alto Nilo, la ausencia de agua potable es un problema "habitual", según MSF.
En la zona de Wau Shilluck, donde viven unas 50.000 personas, los desplazados utilizan aguas superficiales no protegidas y defecan al aire libre por la falta de letrina. Las lluvias torrenciales arrastran los excrementos hasta las lagunas y los cursos de agua y, de esta forma, dan pie a la propagación del virus.
A la falta de seguridad y agua se suma también la escasez de alimentos. MSF ha recordado que la desnutrición debilita el sistema inmune y hace a la población más vulnerable de cara a potenciales enfermedades infecciosas.