Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

MSF celebra decisión de la OMS aunque advierte de que "las declaraciones no salvan vidas"

Médicos Sin Fronteras (MSF) ha celebrado la decisión de la Organización Mundial de la Salud (OMS) de declarar el brote de ébola como emergencia sanitaria internacional, aunque ha advertido de que "las declaraciones no salvan vidas", por lo que la organización ha hecho un llamamiento para que comience una "respuesta masiva" que ayude a "revertir el curso de la epidemia".
La organización ha celebrado mediante un comunicado la declaración por parte de la OMS del brote del virus del ébola --que ha provocado la muerte de casi un millar de personas-- como una emergencia sanitaria internacional, ya que considera que "muestra cuán seriamente" se toma la agencia la situación actual.
Sin embargo, el director de operaciones de MSF, Bart Janssens, ha advertido de que "las declaraciones no salvan vidas". "Ahora necesitamos que esta declaración se traduzca en acción inmediata", ha solicitado, incidiendo en la necesidad de una "respuesta médica, epidemiológica y de salud pública masiva para evitar muertes y revertir el curso de la epidemia".
"Estamos perdiendo vidas porque la respuesta ha sido demasiado lenta", ha subrayado Janssens. "Los países que disponen de capacidad deberían enviar a sus expertos y recursos de emergencia a la región. "Está claro que la epidemia no se podrá contener sin un despliegue masivo de recursos y personal a los países afectados", ha afirmado.
"NO PODEMOS LLEGAR A MÁS"
Por otro lado, MSF ha recordado que en la actualidad cuenta con casi 700 personas desplazadas en Sierra Leona, Liberia y Guinea para ayudar a hacer frente a la crisis por el brote de ébola, además de haber movilizado a todos sus expertos en el virus. "Simplemente ya no podemos llegar a más", ha advertido.
La organización ha resaltado la situación "catastrófica" que atraviesa Liberia, donde al menos 40 trabajadores sanitarios han sido infectados en las últimas semanas. De hecho, MSF ha informado de que la mayoría de los hospitales de Monrovia están cerrados y hay cadáveres abandonados en las calles o en sus casas.
MÁS DE 900 MUERTOS
El último informe proporcionado por la OMS ha elevado el número de fallecidos por este virus a 961, con lo que el número total de casos se eleva a 1.779, 68 más que el balance anterior.
Por países, Guinea sigue siendo la zona más afectada, con 367 muertes, aunque no ha habido casos nuevos en los últimos días. Liberia y Sierra Leona han registrado hasta ahora 294 y 298 muertes, respectivamente, mientras que en Nigeria la OMS ha confirmado un único fallecido.
La OMS también ha pedido a los países afectados que declaren la emergencia a nivel nacional y que extremen las medidas de protección, al tiempo que ha reclamado una acción internacional "coordinada" para contener la amenaza.