Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

MSF alerta del "dramático deterioro" de la atención a los migrantes atrapados en Lesbos

Los migrantes que se encuentran atrapados en la isla griega de Lesbos están siendo víctimas de un "dramático deterioro" de la atención y la protección que reciben, especialmente los más vulnerables, según ha denunciado este lunes Médicos Sin Fronteras (MSF) en un nuevo informe.
"Personas vulnerables están quedando al margen debido a las grietas del sistema y no están siendo identificadas y atendidas adecuadamente", ha denunciado la coordinadora general de MSF en Grecia, Emilie Rouvroy.
El informe se basa en datos médicos recabados por los equipos de la ONG presentes en la isla, hasta donde han llegado personas huyendo de la violencia y de guerras como la de Siria, Irak o Afganistán, así como en testimonios de los propios pacientes.
Según la ONG, los recientes y radicales recortes en la prestación de servicios de salud en la isla, que también han venido acompañados de una reducción de la asistencia jurídica, así como del cierre de refugios y de otros servicios esenciales, están teniendo un impacto en los migrantes más vulnerables.
"Cuatro veces más personas han llegado a las islas entre abril y junio, mientras que la capacidad de los actores médicos para identificar a las personas vulnerables se ha reducido drásticamente", ha explicado Rouvroy. Por ello, MSF ha reclamado la ampliación de la atención médica en las islas del Egeo.
Las consultas llevadas a cabo por los equipos de MSF han constatado que el 80 por ciento de las evaluaciones de salud mental realizadas cumplen los criterios de gravedad de la organización y que dos de cada tres pacientes de salud mental han sido víctimas de la violencia antes de llegar a Grecia.
En este sentido, según una quinta parte de ellos han sido víctimas de torturas, mientras que aproximadamente la mitad de las mujeres a las que MSF ha realizado exámenes ginecológicos han sido víctimas de violencia sexual.
Pese a la vulnerabilidad de estas personas, no están siendo adecuadamente identificadas ni están recibiendo la atención que requieren, ha lamentado la ONG. Así, ha precisado que menos del 15 por ciento de los pacientes de salud mental en situación grave habían sido identificados como vulnerables, al igual que el 30 por ciento de las víctimas de tortura.
Según la organización, el incremento de las llegadas entre abril y junio ha empeorado aún más la situación para los migrantes más vulnerables. Quienes llegaron a la isla a mediados de junio fueron dejados durante días en un espacio al aire libre a la sombra y en tiendas de campaña, sin separar a hombres, mujeres y niños.
Además, el sistema para controlar e identificar a las personas vulnerables se averió, lo que dejó a estas personas sin acceso a atención sanitaria durante días. Según MSF, las personas retenidas están y se sienten abandonadas, el clima de tensión es elevado y tienen lugar sucesos esporádicos de violencia.
"Sus condiciones de vida son difíciles y viven hacinadas. Al complicado sistema legal y al intenso sufrimiento personal se suman la honda sensación de pérdida del hogar, la familia y los amigos, y la violencia que muchos refugiados han padecido durante el viaje", ha subrayado la responsable de Incidencia Política de MSF en Grecia, Louise Roland-Gosselin. "Están sonando todas las alarmas", ha alertado.
Unos 60.000 inmigrantes y refugiados se encuentran atrapados en Grecia a raíz del acuerdo migratorio suscrito entre la UE y Turquía en marzo de 2016. Según las estimaciones, unos 20.000 de ellos serían niños, entre los que habría más de 2.000 menores no acompañados.