Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

MSF dice que varios civiles murieron en el ataque del Ejército de Kenia en Jibil

La organización Médicos Sin Fronteras (MSF) ha afirmado este lunes que el ataque aéreo que realizó el Ejército keniano en Jibil (Somalia) este domingo causó la muerte de cinco personas y dejó heridas a 45, la mayoría mujeres y niños, en un campamento de desplazados.
El portavoz del Ejército de Kenia confirmó el domingo que su aviación había atacado la ciudad de Jibil, donde se encuentra ese campamento, que acoge a personas que han tenido que abandonar sus hogares como consecuencia de la sequía y la violencia.
Sin embargo, aseguró que las víctimas mortales eran diez insurgentes de la milicia islamista somalí Al Shabaab y que no había fallecido ningún civil. A su juicio, la información de que han muerto civiles se enmarca en la propaganda del grupo armado.
El jefe de la misión de MSF Países Bajos en Somalia, Gautam Chatterjee, ha declarado a la agencia Reuters que puede "confirmar" que "cinco personas murieron y 45 resultaron heridas". "En nuestro hospital de Marare, hemos recibido a 31 niños, nueve mujeres y cinco hombres. Todos tienen heridas de metralla", ha añadido.
Chatterjee ha precisado que los fallecidos por el bombardeo, observado por personal de MSF en el campamento de desplazados, son tres niños, un hombre y una mujer, pero no ha querido hacer comentarios sobre la información dada por el Ejército keniano, aclarando que él solo puede dar detalles sobre los pacientes a los que la ONG ha atendido.
Chatterjee ha agregado que MSF ha evacuado a su equipo de Jibil, por lo que la distribución de raciones que se iba a realizar este lunes ha sido pospuesta.
Kenia envió tropas a Somalia a mediados del pasado octubre para perseguir a los insurgentes somalíes a los que culpa de una serie de secuestros cometidos en territorio keniano y de frecuentes ataques contra sus fuerzas de seguridad en la Provincia Nororiental, que hace frontera con Somalia.
El primer enfrentamiento importante entre soldados kenianos y miembros de Al Shabaab se produjo el jueves pasado. El Ejército keniano indicó que había matado a nueve milicianos y que un militar murió después de resultar herido en una emboscada.