Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Macri pide a los empresarios una tregua sin despidos

El Gobierno del presidente argentino, Mauricio Macri, ha reclamado a los empresarios que firmen una tregua en la que no haya despidos para facilitar la formación de una mesa tripartita con empresarios, sindicatos y el propio Gobierno. El objetivo último de la medida es frenar la ley antidespidos que impulsa la oposición, y que el oficialismo teme se convierta en un duro revés político.
Los vicejefes de gabinete Gustavo Lopetegui y Mario Quintana y el ministro de Producción, Francisco Cabrera, comenzaron el viernes las gestiones: "Necesitamos que firmen un acuerdo por escrito de que no habrá despidos por 2 o 3 meses, por un plazo a definir", solicitaron a los empresarios, según recoge el diario 'Clarín' en su edición digital.
Al otro lado del teléfono estaban los principales dirigentes del empresariado, a los que llamaron uno a uno y en ocasiones más de una vez: UIA, AEA, Sociedad Rural, CAME, Foro Empresario, IDEA,...
"Lo que me pidieron a mí concretamente fue que firmara un compromiso por 60 días sin despidos", ha relatado uno de los empresarios que recibió llamada desde la Casa Rosada. "Algo público, y por escrito", agregó otro de los ejecutivos.
Las asociaciones con las que contactaron les aseguraron que ellos, como entidades, no pueden asumir ese compromiso, que lo tiene que tomar cada empresa. "Cada una tiene una realidad diferente, cada sector está en un momento económico particular, no es lo mismo una automotriz golpeada por la crisis de Brasil que un fabricante de alimentos sin grandes dificultades", respondía un ejecutivo a uno de los emisarios presidenciales.
Ante este planteamiento, Lopetegui, Quintana y Cabrera reclamaron entonces a los dirigentes de las centrales patronales que se ocupen de hacer la recolección de firmas entre sus asociados durante este fin de semana. "Yo no puedo hacer eso, llamar uno por uno a mis pares, para convencerlos en un plazo de 72 horas", ha revelado uno de los dirigentes empresariales. "Me dieron plazo hasta mañana sábado para que les responda si lo voy a hacer", ha apuntado otro. El objetivo es que el compromiso esté firmado por más de 2.000 empresas, confesó uno de los representantes gubernamentales a un empresario.