Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

John Maisto: "A EEUU no le importa si los Gobiernos de América Latina son de izquierda o de derecha"

Estados Unidos, el país más poderoso del mundo, comparte escenario geográfico con numerosos vecinos. De sus relaciones con ellos, en el contexto de los comicios estadounidenses, ha hablado este lunes John F. Maisto, embajador de EEUU en España. El diplomático ha subrayado que "a EEUU no le importa si los Gobiernos de América Latina son de izquierdas o de derechas", siempre que hayan sido elegidos democráticamente.
El embajador estadounidense ha argumentado que su país "tiene buenas relaciones con Bachelet, Lula, Vázquez Tabares" y en general con todos los países del continente. De hecho, trata también de tener buenas relaciones con Venezuela, aunque reconoce que es "un poquito más difícil".
 "La política exterior del Gobierno es apoyada por los dos grandes partidos". Y no depende de si son los demócratas o los republicanos los que mandan en la Casa Blanca, ha afirmado el diplomático, que rechaza hacer "predicciones sobre quién ganará las elecciones generales" del próximo noviembre.
Maisto ha insistido en que las relaciones con América Latina se basan en "tres grandes ejes: La democracia, el desarrollo económico de la región y la seguridad". Y ha subrayado que los gobiernos latinoamericanos "tienen el derecho y la obligación de promover la democracia y eso incluye Cuba".
El tema cubano, en la agenda del próximo presidente de EEUU
Cuba parece ser la asignatura pendiente de EEUU desde hace más de 40 años. En ese sentido, este republicano convencido, que se declara "prudentemente esperanzado", que no optimista, ha minimizado las recientes aperturas en la isla, aunque ha reconocido que "hay que dejar la puerta abierta para ver lo que va a hacer el Gobierno y el pueblo cubano".
"Ahora los cubanos pueden tener ordenadores, móviles y pueden entrar a los hoteles, pero cuántos pueden pagarlo. Empezaríamos a hablar de cambios reales en Cuba si existieran cambios en la política de presos políticos, si el Gobierno cubano permitiera entrar a los relatores de los Derechos Humanos de la ONU y si los comicios se hicieran como se llevan a cabo en el resto de los países".
Sobre la posibilidad del levantamiento del bloqueo estadounidense a la isla, Maisto fue escueto sin perder la sonrisa. "El embargo dependerá de lo que hagan los hermanos Castro, que llevan en el poder más que nadie, más que Franco, más que Pinochet".
El ajedrez político en el área latinoamericana no parece favorecer a los intereses estadounidenses. El país presidido por George Bush se enfrenta a la resistencia de gobiernos izquierdistas en Venezuela, Ecuador y Bolivia con posiciones abiertamente antinorteamericanas. Para Maisto, sin embargo, éstas no son una preocupación porque cada país mirará los progresos del otro y hará sus propias reflexiones.
En ese sentido, ha destacado que el referéndum de la localidad de Santa Cruz en Bolivia. "Fue una manifestación del pueblo boliviano que se defiende democráticamente. Los bolivianos van a arreglar sus cosas y el deseo de EEUU es que lo hagan pacífica y electoralmente".
La izquierda latinoamericana preocupa menos al diplomático que el tema de la emigración, un problema que afecta la política interna y externa de EEUU con países como México. Maisto ha hecho una pequeña crítica a su Gobierno por cómo ha llevado este tema. Un problema que, en su opinión, será "el gran reto del nuevo gobierno estadounidense".