Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Mansur felicita a la población por la aprobación de la Constitución pero no anuncia nuevos pasos

El presidente interino de Egipto, Adli Mansur, ha felicitado este domingo a los egipcios por aprobar la nueva Constitución, en un mensaje en el que no ha anunciado los próximos pasos que darán las autoridades de cara a la convocatoria de elecciones presidenciales y parlamentarias.
En su discurso, Mansur ha indicado que los egipcios "han elegido bien" al votar en favor del 'sí', al tiempo que ha destacado el papel de las mujeres, de las que ha dicho que son un símbolo "de la conciencia política", según ha informado el diario egipcio 'Al Ahram'.
La Comisión Electoral Suprema anunció el sábado que el 98,1 por ciento de los votantes han respaldado el nuevo texto constitucional, elaborado tras el golpe de Estado de julio contra el presidente islamista Mohamed Mursi.
El presidente de la Comisión, Nabil Sabil, afirmó además que la participación ha sido del 38,6 por ciento, superando así por un estrecho margen la del referéndum de ratificación de la Constitución de 2012, impulsada por el Gobierno afín a la organización islamista Hermanos Musulmanes.
Los Hermanos Musulmanes habían hecho un llamamiento a no participar en este referéndum que consideran ilegítimo al haber sido convocado por las fuerzas responsables del golpe de Estado del 3 de julio de 2013 en el que fue depuesto el presidente Mohamed Mursi.
Según la 'hoja de ruta' publicada tras el golpe de Estado contra Mursi y apoyada por las principales fuerzas políticas del país, tras la ratificación de la Constitución se deberán celebrar elecciones legislativas y presidenciales en un plazo de seis meses.
LA NUEVA CONSTITUCIÓN
El nuevo texto constitucional preserva las amplias competencias del Ejército y permite al presidente interino convocar elecciones presidenciales a la vez o incluso antes que las legislativas.
Además, permite que los tribunales militares sigan procesando a civiles en casos de asalto a instalaciones castrenses y prohíbe la creación de partidos políticos religiosos.
El texto es el resultado del trabajo de 50 representantes de partidos políticos y sectores sociales egipcios nombrados por Mansur en virtud de la 'hoja de ruta' de transición anunciada por los principales partidos políticos no islamistas tras el golpe de estado de julio.
La comisión constitucional estaba dominada por liberales e izquierdistas y presidida por Amr Musa, el exsecretario general de la Liga Árabe y candidato a la presidencia. En ella solo había dos islamistas que respaldaron la actuación del Ejército contra Mursi.