Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Marco Rubio presenta un proyecto de ley para eliminar las ventajas migratorias de los cubanos

El precandidato presidencial del Partido Republicano Marco Rubio ha presentado este martes en el Senado un proyecto de ley para eliminar las ventajas que poseen los cubanos frente al resto de inmigrantes en Estados Unidos.
Rubio --al que ha seguido su colega republicano Carlos Cuberlo en la Cámara de Representantes-- ha explicado en un comunicado que el objetivo es acabar con "el abuso incontrolado" de las ayudas sociales que se conceden automáticamente a los inmigrantes cubanos con independencia de las razones que les hayan llevado a Estados Unidos.
"Es indignante que la generosidad del pueblo estadounidense sea explotada y es particularmente indignante que a personas que huyen de la represión en Cuba y son bienvenidas se les permita recibir ayuda federal precisamente para volver al lugar del que dicen huir", ha denunciado.
Para Rubio hay "debilidades" en la actual normativa que "no solo permiten el flujo de dólares de contribuyentes estadounidenses a las arcas del régimen 'castrista', sino que además socavan la legítima causa de los cubanos que verdaderamente huyen de la persecución política".
Por ello, la Ley de Oportunidades de Empleo para Inmigrantes Cubanos que ha enviado al Congreso "garantizará la continuidad de la ayuda a quienes huyen de la persecución política al tiempo que acabará con el abuso de la generosidad estadounidense".
"Este es un primer paso para eliminar esas lagunas y los incentivos financieros que han sido explotados durante demasiado tiempo, así como para proteger a los contribuyentes estadounidenses y preservar la verdadera intencionalidad de la Ley de Ajuste Cubano y del Programa de Reasentamiento de Refugiados", ha afirmado.
Además, ha aprovechado para incidir en que "la necesidad de ayudar a quienes huyen de la represión en Cuba no ha cambiado desde la contraproducente política de normalización de relaciones con la dictadura de Raúl Castro anunciada por Barack Obama".
La posibilidad de que Estados Unidos cambie su política migratoria para los cubanos --que tiene su piedra angular en la política de 'pies mojados/pies secos que les permite residir legalmente si tocan suelo estadounidense-- ha empujado a miles de cubanos fuera de la isla caribeña en los últimos meses.
La mayoría de los que han intentado llegar a Estados Unidos han quedado varados en Costa Rica ante el cierre de las fronteras de sus vecinos centroamericanos y la decisión de Ecuador de restaurar la exigencia de visado para los cubanos con el fin de frenar el éxodo.
Los posibles cambios en la política migratoria se enmarcan en el histórico diálogo que Estados Unidos y Cuba comenzaron el 17 de diciembre de 2014 para normalizar las relaciones bilaterales después de más de medio siglo de enfrentamiento político.