Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Marruecos justifica la expulsión de Meyer por su "hostilidad a la integridad territorial" del reino

España pide a Rabat que aclare lo sucedido y exige responsabilidades
Marruecos no permitió el ingreso en El Aaiún (Sahara Occidental) del eurodiputado de Izquierda Unida, Willy Meyer, por sus "tomas de posición públicas hostiles a la integridad territorial del reino" alauí, según ha justificado el gobierno de la wilaya de El Aaiún-Bojador-Saguia El Hamra.
La agencia oficial de noticias marroquí, MAP, publicó anoche un comunicado sobre el incidente con Meyer en el aeropuerto Hassan I de El Aaiún. En el teletipo, se refieren a Meyer como "un ciudadano español", obviando así su condición de eurodiputado.
Citando también al gobierno de la wilaya, la MAP señala que Meyer "es conocido por su hostilidad hacia Marruecos y su ofensa permanente al sentimiento nacional de los marroquíes, en particular el de las poblaciones del sur del reino".
Meyer fue agredido ayer por las fuerzas de seguridad marroquíes cuando intentaba bajar del avión que le había conducido hasta El Aaiún, procedente de Las Palmas, junto al candidato de IU al Congreso por Santa Cruz de Tenerife y abogado miembro de IAJUWS (Asociación Internacional de Juristas por el Sáhara Occidental), José Pérez Ventura.
Según el relato del eurodiputado, cuanto trató de descender del avión fue "inmediatamente rodeado por policías de paisano y militares de uniforme", quienes le zarandearon "en la propia escalerilla" de la aeronove.
Meyer adoptó entonces una actitud de "resistencia pasiva" sentándose en la escalerilla del avión y agarrándose a ella. En ese momento, ha indicado, le empujaron y le causaron una "lesión en el cuello", de la que será tratado en un hospital de la isla.
De hecho, el parte médico del hospital Doctor Negrín de Las Palmas señala que sufre rotura fibrilar en el lado izquierdo del cuello y policontusiones.
Tal y como anunció ayer tras tener conocimiento de los hechos, el Ministerio español de Asuntos Exteriores y de Cooperación ha enviado esta mañana, a través de la Embajada en Rabat, una nota verbal de protesta al Ministerio marroquí de Exteriores para que "aclare lo sucedido" y se "exija responsabilidades".