Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Media Venezuela se queda a oscuras

 Unas cuatro horas después del apagón, que alcanzó a la capital venezolana y a varias regiones del occidente del país, la energía ha vuelto a diversas zonas afectadas, especialmente Caracas, donde miles de personas tuvieron dificultad para llegar a sus casas al quedar paralizado el metro.
Pese al caos que generó la situación, no se presenciaron escenas dramáticas ni de riesgo, han indicado las autoridades venezolanas, que destacan el civismo con el que se vivieron las imprevistas circunstancias.
En televisiones locales, el ministro del Interior, Ramón Rodríguez Chacín, señaló que no había ninguna situación de emergencia en el país.
Sobrecalentamiento de la línea
El fallo del suministro eléctrico, que se produjo alrededor de las 16.15 hora local (20.45 GMT), se generó en el sistema troncal nacional que alimenta el complejo hidroeléctrico del Guri. La causa del apagón fue un sobrecalentamiento de la principal línea de transmisión de energía del país, ocasionado por las altas temperaturas y por un incendio forestal en el lugar donde se produjo la avería.
El presidente de la Corporación ha calculado que el apagón ha dejado sin energía al 40 o al 50 por ciento del país, principalmente en las regiones central y occidental. El servicio del metro de la capital venezolana quedó inmediatamente paralizado, lo que obligó a la evacuación de cientos de pasajeros, sin que hubiera daños.  LA