Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Mediadores egipcios dicen que cesarán los ataques entre israelíes y palestinos

Israelíes y palestinos pondrán punto y final a la nueva ola de ataques que ha tenido lugar este sábado a las 6.00 hora local (5.00 hora peninsular española) después de que diez personas, de las cuales nueve eran palestinas, hayan fallecido en diversas ofensivas lanzadas por el Ejército de Israel, según han confirmado fuentes oficiales egipcias.
La tregua, auspiciada por Egipto, entrará en vigor esta madrugada, a raíz de un bombardeo aéreo acometido por Israel y en el que han muerto cinco militantes de Yihad Islámica y dos han resultado heridos cuando se encontraban en una base al sur de Rafá, en la Franja de Gaza.
Fuentes oficiales egipcias han insistido este domingo en que esta tregua goza de la aprobación de ambos bandos. "Egipto continuará efectuando los contactos con todas las partes implicadas hasta que el acuerdo entre en vigor", ha añadido.
Al respecto, el portavoz de Yihad Islámica, Abu Ahmed, ha esgrimido que "no hay posibilidad de hablar sobre una tregua ahora, después del gran crimen cometido contra los líderes del grupo".
Por su parte, el portavoz de Hamás, Sami Abu Zuhri, ha acusado a Israel de iniciar "una grave escalada contra nuestro pueblo". Sin embargo, las autoridades hebreas han señalado a Hamás como el responsable último "de cualquier actividad terrorista perpetrada desde la Franja de Gaza".
Como respuesta al ataque israelí, los palestinos han lanzado una veintena de cohetes y bombas de mortero que han acabado con la vida de un ciudadano hebreo y que ha herido a otras dos personas.
No obstante, otros dos bombardeos aéreos hebreos han abatido a cuatro miembros de Yihad Islámica y un combatiente ha resultado herido. Estos militantes habrían sido los autores de los lanzamientos de cohetes contra territorio israelí, según ha manifestado el Ejército hebreo.
RESPUESTA DE ISRAEL
El ministro de Asuntos Exteriores israelí, Avigdor Lieberman, ha sostenido este sábado que "no buscan la confrontación con los palestinos y no pretenden incendiar la situación, pero no van amortiguar ataque tras ataque sin una respuesta", en alusión al ataque aéreo realizado por el Ejército hebreo. Asimismo, ha alertado que, de continuar así la situación, habrá "consecuencias".
De acuerdo con la versión israelí, esta ofensiva emprendida trata de contravenir el lanzamiento de cohetes que se reinició la semana pasada sin que causaran víctimas mortales en varias poblaciones situadas a las afueras de Tel Aviv. "El grupo mencionado es responsable del lanzamiento de cohetes Grad contra el sur de Israel el pasado miércoles", ha explicado el comunicado militar israelí.
"El Ejército israelí no tolerará ningún intento de hacer daño a civiles israelíes y soldados del Ejército israelí y seguirá operando con fuerza y determinación contra cualquiera que emplee el terror contra el Estado de Israel. La organización terrorista Hamás es la única responsable de cualquier actividad terrorista que emane de la Franja de Gaza", concluye el texto.
Entre los fallecidos sobre el campamento de Yihad Islámica estaría Ahmed al Sheij Jalil, experto en municiones y uno de los máximos dirigentes del ala militar del grupo islamista palestino. Fuentes de esta organización han indicado que podría haber otros altos mandos entre los fallecidos. "El objetivo era un grupo de dirigentes", ha señalado la fuente del grupo islamista.