Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Medvédev preside el primer desfile con misiles intercontinentales

Medvédev, Comandante Supremo de las Fuerzas Armadas de Rusia, ha reiterado las críticas vertidas por su antecesor, Vladímir Putin, al reconocimiento de la independencia de Kosovo por Estados Unidos y parte de la Unión Europea.
Putin, que fue quien decidió reanudar los grandiosos desfiles militares de la era soviética para conmemorar el Día de la Victoria sobre la Alemania nazi, ha secundado en todo momento en la tribuna a Medvédev, ahora en calidad de primer ministro y líder en la sombra.
"Debemos tomarnos muy en serio los intentos de interferir en los asuntos de otros Estados. Más aún, los intentos de revisar las fronteras", ha señalado Medvédev durante un breve discurso desde la tribuna instalada a espaldas de las murallas rojas del Kremlin.
"Nuestro Ejército y nuestra flota cobran fuerza. Se fortalecen igual que la propia Rusia y su poderío actual es un reflejo de la gloria histórica del armamento ruso", ha proclamado.
En materia de defensa, Medvédev ha asegurado que el armamento desplegado en la Plaza Roja garantiza "una defensa fiable de la patria". Además, rindió tributo a los veteranos y a los millones de soldados rusos caídos en la Segunda Guerra Mundial. Al término de la alocución, los más de ocho mil soldados que esperaban en posición de firmes en la céntrica plaza moscovita prorrumpieron en sonoros hurras.
 
 
KOD