Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Medvedev espera que las sanciones impuestas por Rusia a la UE no duren mucho tiempo

El primer ministro ruso Dimitri Medvedev ha declarado este lunes que espera que las sanciones impuestas por Rusia a los países occidentales no duren mucho tiempo y ha ordenado a las autoridades rusas que busquen alternativas para suplir la falta de alimentos sufrida por las sanciones.
"Con suerte, las sanciones no durarán mucho tiempo", ha asegurado Medvedev este lunes, según ha informado la agencia de noticias rusa Itar-Tass.
Según ha asegurado este lunes el asesor económico del primer ministro, Arkadi Dvorkovich, no se puede esperar que haya trastornos en el mercado ruso como consecuencia de la prohibición impuesta por Rusia a las importaciones de alimentos de los países occidentales.
"Actualmente no hay trastornos graves en el mercado", ha indicado Dvorkovich. "La lista de proveedores se ha ampliado considerablemente y por lo tanto no esperamos un aumento considerable de los precios en los próximos dos o tres meses o al menos no habrá una subida en todos los productos y la situación se mantendrá estable", ha apuntado.
Dimitri Medvedev anunció el pasado 7 de agosto que el país dejaría de importar frutas, verduras, lácteos, carne y pescados de la Unión Europea, Estados Unidos, Canadá, Australia y Noruega, en respuesta a sus sanciones por la injerencia del Kremlin en Ucrania. La prohibición a la importación de estos productos estará vigente durante un año, aunque algunos medios de comunicación rusos apuntaron que sería revisable.
Según aseguraron las autoridades rusas, estas sanciones no deberían perjudicar a los intereses de los consumidores rusos, afectar a la situación del mercado de alimentos ni provocar un aumento de los precios.