Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Miles de ciudadanos reciben con flores y aplausos los restos de Kaczynski

Los restos mortales del presidente de Polonia llegan a Varsovia. Vídeo: ATLAStelecinco.es
Miles de ciudadanos han escoltado el cortejo fúnebre con los restos del presidente polaco, Lech Kaczynski, a su llegada a Varsovia, conmocionada por la tragedia de Smolensk. Antes de la repatriación, el féretro fue despedido en la ciudad rusa del siniestro con honores militares en presencia del primer ministro de Rusia, Vladímir Putin. Mientras, Polonia guardaba dos minutos de silencio por las víctimas en los actos oficiales en el palacio presidencial en memoria de los 96 fallecidos en la catástrofe aérea.
A lo largo de los diez kilómetros que separan el aeropuerto de Varsovia del palacio presidencial los polacos han formado una gigantesca y abultada cadena humana que aplaudía al paso de la caravana con los restos de Kaczynski.
Al paso del cortejo, que ha paralizado completamente el tráfico de la ciudad, podían verse ondeando banderas con crespones negros, no solo en los edificios oficiales, sino también en numerosas viviendas y en los vehículos de transporte público como tranvías y autobuses.
El recorrido ha finalizado en el Palacio Presidencial, donde miles de ciudadanos se han agolpado a sus puertas con flores y banderas para despedirse de su presidente, mientras numerosos jóvenes "boy scout" trataban de ordenar la masa humana.
El cuerpo sin vida de Kaczynski será expuesto en el palacio presidencial para que todos los polacos puedan despedirse.Polonia ha decretado una semana de luto nacional
Día de homenajes
Las sirenas de toda Varsovia han sonado este domingo en homenaje a las 96 víctimas, muchas de ellas miembros de la cúpula militar, política y económica de Polonia. Todo el país se ha sumado a los dos minutos de homenaje en silencio. Tusk y su gabinete, todos de riguroso luto, han depositado velas y flores para honrar a los fallecidos, al tiempo que decenas de miles de varsovianos han hecho lo mismo frente al palacio presidencial.
El primer ministro polaco, Donald Tusk; el presidente del Parlamento y jefe del Estado en funciones, Bronislaw Komorowski, y el presidente del Parlamento Europeo, Jerzy Buzek, presidieron el acto en el que fue recibido el féretro del mandatario, que llegó a bordo de un avión militar polaco modelo CASA, de fabricación española.
Moscú, al servicio de las víctimas
Piotr Buriukov, teniente de alcalde de Moscú, informó de que el Ayuntamiento ha reservado 450 plazas de hotel y medios de transporte para los familiares de las víctimas, que llegan a Moscú para identificar los cuerpos, según la agencia Interfax.
Además, se han reservado autobuses en todos los aeropuertos de la ciudad y formado equipos de traductores y de especialistas listos para atender a los que necesiten asistencia médica o psicológica.
La ministra de Sanidad, Tatiana Gólikova, informó de que todos los cadáveres serán trasladados a la oficina forense central de la capital rusa, donde tendrán lugar todas las tareas de identificación de las víctimas.
Kaczynski, su esposa María y numerosos altos cargos y políticos polacos viajaban en el avión siniestrado a Smolensk para rendir homenaje a las víctimas de la matanza de Katy, donde unos 20.000 soldados, oficiales y civiles polacos fue ejecutados en 1940 por orden de Stalin.    LA / IM / EPF