Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Miles de manifestantes protestan en las calles de Teherán contra Ahmadineyad

La polémica reelección del presidente de Irán  ha abierto la caja de los truenos y la violencia en el país ya ha dejado siete muertos.  Este miércoles, al igual que en días anteriores, miles de personas se han volcado en las calles para pedir la repetición de los comicios presidenciales. El líder de la oposición iraní, Mirhossein Mousavi, convocó a sus seguidores a manifestarse el próximo jueves, en el día de duelo por las víctimas del Gobierno de Mahmud Ahmadinejad.
 "Pido a la gente que exprese su solidaridad con las familias (...) juntándose en mezquitas o participando en manifestaciones pacíficas", ha convocado Mousavi a sus simpatizantes para el día de duelo, previsto para mañana jueves.
El gobierno iraní, que se ha visto enfrentado a la mayor oleada de protestas desde la revolución islámica de 1979, ha arremetido contra las "tramas" de los enemigos de la Nación y ha acusado a numerosos medios de comunicación extranjeros de ser "portavoces" de los "agitadores".
El derrotado candidato, ha insistido en participar en una jornada de duelo para el próximo jueves por los 7 muertos en los disturbios entre manifestantes y milicianos islamistas partidarios de Ahamdinejad.
Mousavi cuenta con el respaldo de figuras como los ex presidentes Akbar Hashemi Rafsanjani y Mohammad Khatami, quienes están preocupados por la política exterior de Ahmadinejad.
Desde 1979 cuando el derrocamiento del sha, Irán no vivía una situación de caos y violencia similar, según reportan los medios, que sobreviven a merced de la censura y los obstáculos del Gobierno de Ahmadinejad.
Más protestas el día de duelo por las víctimas