Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Militares de bajo rango se manifiestan en La Paz para reclamar la "descolonización" del Ejército

Militares de bajo rango de las tres fuerzas del Ejército boliviano protagonizaron este martes una inédita marcha en La Paz para reclamar la descolonización de dicha institución, después de que cuatro de los promotores de la propuesta hayan sido expulsados y de que los oficiales hayan optado por acuartelar a los soldados.
El conflicto empezó el pasado 3 de abril, cuando los suboficiales y sargentos publicaron un anteproyecto de ley en el que plantean la descolonización de las Fuerzas Armadas y la eliminación de la discriminación.
Ante la falta de atención a sus demandas, el lunes procedieron con protestas sin precedentes, como un "plantón" en la Plaza Mayor, la declaración de una paro indefinido de 9.000 efectivos y el inicio de una huelga de hambre de sus esposas, informa el diario 'La Razón'.
Según este diario, en la marcha en la capital boliviana han participado más de 1.000 suboficiales y sargentos, vestidos con sus uniformes oficiales. Su protesta se produjo pese a que, para evitar otros gestos de este tipo, los comandantes de la Fuerza Aérea Boliviana (FAB), el Ejército Boliviano y la Armada Boliviana decretaron el acuartelamiento de los efectivos, según fuentes militares.
Desde el Ministerio de Defensa se ha minimizado la marcha y se ha asegurado que las Fuerzas Armadas operan con normalidad al 90 por ciento y no hay ningún paro, ya que de los 10.000 efectivos de baja graduación, 9.000 trabajan.
OFERTA DE MEJORAS
Según ha informado el portal de noticias 'Erbol', el Comando en Jefe de las Fuerzas Armadas ha aprobado 18 "beneficios" en favor de los suboficiales y sargentos para tratar de resolver el asunto, pero los movilizados han rechazado la oferta.
De acuerdo con un documento oficial firmado por el comandante en jefe de las FFAA, Víctor Baldivieso Hache, se autoriza que los suboficiales y sargentos realicen estudios superiores a nivel licenciatura en la Escuela Militar de Ingeniería.
"Los suboficiales y sargentos hasta ahora tienen la posibilidad de formarse como técnicos superiores en la Escuela Militar de Ingeniería, pero se tomó una determinación en el Comando en Jefe y a partir de 2015 ellos también podrán habilitarse y optar por una carrera de licenciatura en la EMI, en la ingeniería que ellos elijan", ha confirmado a 'Erbol' el ministro de Defensa, Rubén Saavedra.
Uno de los representantes de los movilizados ha indicado que este anuncio no marcará el fin del conflicto militar, porque ellos ya no quieren ningún trato con Saavedra sino que lo que buscan es un encuentro directo con el presidente, Evo Morales.
PIDEN ENCUENTRO CON MORALES
"Negativo, este anuncio no acabará con el conflicto (...) ya no queremos trato alguno con el ministro, queremos que la comisión de sargentos y suboficiales hable directamente con el señor presidente", ha indicado.
En este sentido, Saavedra ha incidido en que el canal de diálogo con los movilizados siempre estará abierto pero respetando la cadena de mando, es decir, los comandantes de Fuerza, el comandante en jefe, el ministro de Defensa y el capitán general de las Fuerzas Armadas, que es Morales.
"El presidente es una autoridad con mucha amplitud, él se reúne con muchos sectores, siempre está dispuesto a escuchar y dialogar, si los suboficiales y sargentos cumplen la normativa y la reglamentación militar, van por el conducto regular y respetan la cadena de mando, el capitán general está dispuesto a escucharlos, lo propio el comandante en jefe y el ministro de Defensa", ha aclarado.
OTRAS PROPUESTAS
Por otra parte, el Comando en Jefe de las FFAA también aprobó la revisión de la "curva salarial" en favor de los movilizados y el incremento del mismo; el permiso para las sargentos embarazadas; y garantizó el respeto a la integridad de la mujer especialmente en lo relativo al acoso sexual.
Además, se dispuso la disminución de los años de "servicio de guardia" de 25 a 20; la distribución equitativa de viviendas militares; la igualdad de derechos en la atención médica; el respeto y consideración de parte del superior al subalterno para que no hayan abusos; la inclusión de sargentos y suboficiales abogados en Tribunales Militares, según 'Erbol'.
Según un suboficial citado por 'La Razón', la nueva Ley Orgánica de las Fuerzas Armadas (LOFA), en la que se trabaja desde hace tres meses, aún no ha introducido la adecuación a la Ley Contra el Racismo y toda forma de Discriminación.
Esta ley promulgada en 2010 tiene por objeto establecer mecanismos y procedimientos para la prevención y sanción de actos de racismo y discriminación y debería aplicarse, tras la promulgación, en todas las entidades del país, incluidas las FFAA, algo que no ha ocurrido, lo que ha movilizado a los militares de rango inferior.