Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un juez solicita al Ministerio de Exteriores de Panamá que gestione la detención del expresidente Martinelli

El juez Jerónimo Mejía ha designado un equipo encargado de presentar una orden la detención con fines de extradición contra el expresidente panameño Ricardo Martinelli (2009-2014), que está siendo investigado en su país por un caso de espionaje, al ser vinculado con la interceptación de comunicaciones durante su Gobierno.
El magistrado ha solicitado al Ministerio de Relaciones Exteriores que gestione la detención del exmandatario, quien abandonó Panamá el 28 de enero de 2015 y que se encuentra --según sus abogados-- en la ciudad estadounidense de Miami, donde tiene un lujoso apartamento, según informa el diario local 'La Prensa'.
Esta petición formal --que ahora queda en manos de la Cancillería-- llega casi tres meses después de que la Corte Suprema de Justicia autorizase el arresto y la repatriación de Martinelli --de 64 años de edad--. El juez Mejía ya había declarado "en rebeldía" al expresidente de Panamá por no comparecer ante la justicia.
ACUSACIONES DE ESPIONAJE
El expresidente está acusado por la supuesta comisión de los delitos de violación del secreto y el derecho a la intimidad y contra la administración pública, al haber espiado las comunicaciones de empresarios, periodistas, dirigentes de la sociedad civil y políticos opositores a su Gobierno.
Martinelli adquirió durante su mandato un "sistema avanzado de espionaje informático" a la empresa israelí MLM Protection por 13,4 millones de dólares.
Este sistema podía infiltrarse en cualquier red y base de datos de telefonía móvil, interceptar intercambio de mensajería instantánea, escuchar conversaciones, registrar huellas dactilares y analizar incluso el estado de una persona según su tono de voz.