Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El líder opositor Mir Hossein Musavi, hospitalizado de urgencia debido a una complicación cardiaca

El excandidato presidencial y figura de la oposición iraní Mir Hossein Musavi, quien permanece en arresto domiciliario desde hace más de tres años, ha sido hospitalizado de urgencia este martes debido a una complicación cardiaca, según ha informado la Campaña Internacional por los Derechos Humanos en Irán.
Musavi, de 72 de años de edad y que sufre problemas cardiacos, ha sido trasladado entre fuertes medidas de seguridad a la unidad de cuidados intensivos de un hospital de la capital, Teherán. Los médicos han dicho que debe ser sometido a una angioplastia.
"La vida de Musavi está en peligro debido a su continuada detención", ha dicho el director ejecutivo de la campaña, Hadi Ghaemi. "El Gobierno y la justicia iraní están demostrando un desprecio total por el Estado de derecho. Deben liberar a Musavi y otros líderes opositores inmediatamente", ha agregado.
El portal opositor Kalame.com ha asegurado que los médicos afirmaron hace meses que el opositor necesitaba tratamiento urgente para sus problemas cardiacos, pero que las autoridades se negaron a facilitárselo.
Hace dos meses, Musavi se sometió a unas pruebas médicas en las que mostró signos de presión sanguínea irregular y náuseas, si bien los resultados no han sido publicados ni facilitados a la familia.
"La negativa rutinaria a dar tratamiento médico a los presos políticos es una violación flagrante de la legislación iraní e internacional. Musavi ha de recibir un tratamiento completo, al igual que deben recibirlo el resto de presos políticos", ha valorado Ghaemi.
Por último, la Campaña Internacional por los Derechos Humanos en Irán ha solicitado a las autoridades iraníes que garanticen que el opositor no es dado de alta del centro médico hasta que los doctores confirmen que ha recibido el tratamiento necesario y que su recuperación ha sido completada.
Musavi fue puesto bajo arresto domiciliario junto al también excandidato presidencial y figura opositora Mehdi Karrubi por "incitación", en respuesta al llamamiento de ambos en favor de las manifestaciones en favor de la democracia en Oriente Próximo, popularmente conocidas como 'Primavera Árabe'.
Junto a ellos fueron puestas bajo arresto domiciliario sus esposas, Fatemeh Karrubi y Zahra Rahnavar, respectivamente. Pese a que Fatemeh Karrubi fue liberada posteriormente, los otros tres opositores permanecen bajo arresto domiciliario.
La situación de Karrubi y Musavi, que sufren problemas de salud derivados de su situación de arresto, ha atraído la atención de la comunidad internacional y es centro de múltiples debates en el país.
El presidente iraní, Hasán Rohani, prometió tras su victoria en las presidenciales de 2013 trabajar en favor de la liberalización de Irán y excarcelar a los presos políticos, si bien no se ha involucrado directamente en el caso.