Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Mogherini dice que "la paz no va a llegar pronto y fácil" en Siria

"Como el acuerdo con Irán, pero al final llegó", afirma la jefa de la diplomacia europea
La Alta Representante de Política Exterior y de Seguridad Común de la UE, Federica Mogherini, ha reconocido que "la paz no va a llegar pronto y fácilmente" en Siria, como tampoco ocurrió en el acuerdo nuclear con Irán, pero ha recalcado que éste "al final llegó" y ha insistido en la necesidad de mejorar las condiciones sobre el terreno para la población siria hasta que se alcance un acuerdo que permita poner fin al conflicto.
"Sabemos que la paz no va a venir pronto y fácilmente, como el acuerdo (con Irán) no vino, pero al final llegó", ha dicho la jefa de la diplomacia europea en declaraciones a la prensa a su llegada a la reunión de los ministros de Exteriores de la UE en la que abordarán fundamentalmente la situación en Siria e Irak y los acontecimientos en la región tras el deterioro de las relaciones entre Irán y Arabia Saudí tras la ejecución de un importante clérigo chií y que la UE teme que pueda tener impacto para las negociaciones sobre Siria.
Mogherini ha calificado de "buenas noticias" la puesta en marcha real del acuerdo nuclear con Irán este sábado en Viena y ha reclamado el acuerdo con Irán "se convierta en un paso hacia la cooperación en la región", aunque ha admitido que "no necesaria y automáticamente" traerá "una mejora" de la situación sobre el terreno.
La jefa de la diplomacia europea ha evocado "las terribles noticias" del pasado fin de semana en Siria tras la muerte y secuestro de más de 400 personas, incluidas mujeres y menores, por el Estado Islámico en Deir Ezzor y ha insistido en la necesidad de "parar" la catástrofe en Siria y garantizar que haya acceso humanitario a las ciudades y mejore la situación tanto dentro de Siria como en los países vecinos mientras se trabaja "en el proceso diplomático", que ha confiado en que "finalmente" empiece. El régimen y oposición se deben reunir el 25 de enero en Ginebra bajo el auspicio de la ONU.
Preguntada por las reticencias de algunos países al acuerdo nuclear iraní, que preocupa a países como Israel y Arabia Saudí, Mogherini ha admitido que "cada vez que hay pasos positivos en seguridad y cooperación siempre hay algunas reacciones y es absolutamente normal".
"Tenemos que garantizar que esto se convierta en un paso hacia la cooperación en la región. Nada es automático pero estoy segura al cien por cien que lo que hemos hecho el sábado en Viena es un gran paso, importante, en la dirección correcta para la región, no sólo para la seguridad del mundo en términos de programas nucleares sino para la región", ha explicado Mogherini.
Así, ha insistido en que el acuerdo nuclear iraní ha demostrado "que incluso las relaciones más difíciles pueden llegar a resultados positivos a través del diálogo, la diplomacia y la cooperación". "Y esto es verdad también para los actores en la región", ha recalcado. "Espero que nos anime para trabajar con aliento también en procesos diplomáticos en Siria y en otras crisis que tenemos abiertas", ha concluido.
Los Veintiocho discutirán también durante el almuerzo con el ministro de Exteriores jordano, Nasser Judeh la crisis en Siria e Irak y los últimos acontecimientos en la región.