Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Mogherini avisa de que "excluir a un grupo u otro por motivos sectarios o étnicos sería un mal comienzo"

La Alta Representante de Política Exterior y de Seguridad Común de la UE, Federica Mogherini, ha avisado contra la exclusión uno u otro grupo en las negociaciones en el proceso de Viena para tratar de poner fin al conflicto en Siria "por motivos sectarios o étnicos sería un mal comienzo" y ha dejado claro que no será posible derrotar al Estado Islámico si no se pone fin al conflicto sirio.
"Excluir a este u otro grupo por motivos sectarios o étnicos sería un mal comienzo. La inclusividad es la única vía adelante para la reconciliación y también será la manera más poderosa y eficaz para derrotar a Daesh", ha dicho Mogherini durante un debate sobre la crisis siria en sesión plenaria en la Eurocámara aunque ha evitado aludir expresamente a los kurdos sirios, que han sido marginados de la negociación.
"Solo una representación completa de grupos sirios nos ayudará a alcanzar el consenso muy necesitado para el camino adelante", ha dicho.
Mogherini ha pedido "evitar errores" que se han cometido en el pasado en Irak, donde la comunidad suní se vio marginalizada tras la caída del régimen de Sadam Hussein en 2003, algo que los expertos aseguran ha contribuido al auge del Estado Islámico.
"Se ha hecho cierto progreso en la lucha contra Daesh en Irak, pero menos en Siria", ha admitido la jefa de la diplomacia europea, que ha avisado que el terrorismo "probablemente no será plenamente derrotado si la guerra civil en Siria continúa".
"Daesh basa su propia supervivencia y propaganda en la lucha sectaria y caos en Siria e Irak", ha avisado Mogherini, que ha insistido en que "sin una Siria unida, que ponga fin a su propia guerra civil y encuentre vías para la reconciliación" no se derrotará al Estado Islámico "de una vez por todas".
Mogherini ha advertido del deterioro humanitario en varias localidades en Siria y, aunque ha considerado "inaceptable" los bombardeos y ataques contra objetivos civiles en el país "especialmente del régimen y sus aliados", ha insistido en que todas las partes deben cesar todos los ataques y poner fin al sitio de las zonas civiles ante la necesidad de ver mejoras sobre el terreno para evitar dañar la credibilidad del proceso de negociaciones que la ONU intenta auspiciar, recordando que el régimen y la oposición prevén reunirse "en principio" la semana que viene en Ginebra, el próximo 25 de enero, aunque no ha excluido que se retrase.
La jefa de la diplomacia europea ha avisado de que la "ventana de oportunidad" para resolver el conflicto sirio en la actualidad "quizá no esté abierta para siempre si perdemos esta oportunidad", insistiendo en que ésta "no estaba ahí en los años previos" y ha insistido en el interés de Europa de que se ponga fin al conflicto en la región para frenar el fenómeno de la radicalización tras recordar que la generación de jóvenes que "en el mejor de los casos" sólo conoce la guerra y el hambre "quizá no sean necesariamente los mejores intereses de mañana".
Mogherini ha reclamado la necesidad de que "proteger" el proceso de negociaciones para resolver el conflicto sirio de las tensiones recientes entre Arabia Saudí e Irán tras la ejecución de un importante clérigo chií por Arabia Saudí, tensiones que tienen "el potencial de inflamar" el sectarismo, no solo en la región sino en el mundo entero, al tiempo que ha subrayado la importancia del acuerdo nuclear iraní, tanto para promover un tipo de cooperación regional diferente como por las oportunidades de cooperación bilateral que ofrece.