Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Mohamed VI releva a cinco ministros, entre ellos los de Interior y Justicia

El rey Mohamed VI de Marruecos realizó este lunes una remodelación gubernamental que afecta a cinco ministerios, entre ellos las carteras de Interior y Justicia, que pasan a manos de Taib Cherkaui y Mohamed Naciri, respectivamente.
Según un comunicado de la Casa Real difundido por la agencia oficial MAP, Mohamed VI ha designado a Yaser Znagui, ministro de Turismo y Artesanía; a Driss Lachgar, ministro de Relaciones con el Parlamento y a Mohamed Saad Alami, ministro delegado adjunto al primer ministro para la Modernización del Sector Público.
En un acto celebrado en el Palacio Real de Marraquech, el monarca alauí recibió y tomó juramento a los nuevos ministros. Los nombramientos "proceden de la voluntad real de conferir una mayor dinámica a los grandes trabajos de desarrollo y a las reformas institucionales estructurales", según el Palacio Real.
Dentro de la crisis de Gobierno tiene una especial relevancia la sustitución de Chakib Benmusa como titular del Interior y de Abdeluahed Radi, líder de la Unión Socialista de Fuerzas Populares (USFP), al frente de Justicia.
El nuevo ministro del Interior, de 60 años, era desde agosto de 2008 primer presidente del Tribunal Supremo, donde antes había desempeñado la labor de procurador general del Rey (Fiscalía), y previamente había sido también director de Asuntos Penales en el Ministerio de Justicia.
Precisamente el monarca quiso rendir un "homenaje particular" a Radi por sus "acciones a la cabeza del Ministerio de Justicia" y por su "compromiso sincero en favor del proyecto de reforma global del sistema judicial".
Por ello, según el comunicado, Mohamed VI le deseó "un éxito total en sus responsabilidades en la dirección de su partido y en sus misiones políticas y parlamentarias al servicio de las causas superiores de la nación".
Entre las misiones que el rey ha encargado a sus nuevos ministros están la "consolidación del buen gobierno territorial y socio-económico", así como llevar adelante "la reforma profunda del sistema judicial y los objetivos de desarrollo global".